Fabiola de la organización gay argentina y uruguaya Mateando.

Los latinos de Queens ponemos la sangre, los muertos, el entusiasmo y los votos, pero no tenemos derecho a hablar. El Desfile del Orgullo Gay de Queens, por la 37 avenida de Jackson Heights, se realiza como resultado de la muerte de Julio Rivera en 1990 y Edgar Garzón en el 2001.

Sin embargo, en el desfile de este año no dejaron hablar a la concejal Julissa Ferreras y al senador estatal José Peralta cuando el desfile se detuvo para honrar los nombres de los muertos frente a la gran prensa de la ciudad de Nueva York.

“Por mí habla la presidenta del Concejo de Nueva York, Christine Quinn”, dijo Ferreras. “Este momento es para celebrar la historia de Queens, el poder latino y nuestro rechazo a la homofobia”.

Peralta fue más vago: “Los latinos y los gay estamos unidos por la lucha de los derechos humanos y civiles”. A su lado se hallaba Daniel Dromm, quien manejó la marcha a su antojo, fue el Gran Mariscal y es el primer concejal gay de Jackson Heights. “Las muertes de Julio y Edgar no fueron en vano y no aceptamos el odio en este condado”, dijo Dromm mientras le pasaba el micrófono a otros políticos. Dromm también habló en español.

Más de una docena de políticos acudieron al Desfile de Orgullo Gay en Queens.

“La muerte de estos latinos tiene una enseñanza”, dijo Quinn, presidenta del Concejo de Nueva York. “Ahora hay más políticos latinos y más fiscales para atacar los crímenes de odio. Los muertos fueron inmigrantes latinos”. El congresista Joseph Crowley no se quedó atrás en los comentarios: “Que estemos aquí es un importante mensaje de unión en Queens”.

El senador estatal Tom Duane dijo que el desfile “es un acto de respeto a sus nombre y a sus familias”. El concejal Jimmy Van Brenner recordó los nombres de los latinos muertos y dijo que si Garzón estuviera vivo, el día de la marcha hubiera cumplido 44 años de edad. La concejal Rosie Méndez dijo “no los olvidaremos y seguiremos apoyando su causa y a sus familias”. La concejal de El Barrio en Manhatan, Melissa Mark-Viverito, también estaba desfilando pero casi no se nota.

Cuando lo políticos callaron, comenzó a sonar la música latina y se calentaron los ánimos. Galla Piers se quitó el sombrero para mostrar su calva y rostro pintado, y su compañera Jacqueline Brasch exhibió sus mariposas y su orgullo gay. La gente les tomaba fotos y no dejaban de sonreír. Carmenza Muñoz observaba el desfile con su familia y dijo que siempre le gustaba venir a participar, “pero este año hay menos grupos alentando a la gente y demasiados políticos”.

Las Buenas Amigas Latinas.

Galla Piers y Jacqueline Brasch.

Frente a Muñoz desfilaron los políticos y los aspirantes a políticos: La presidenta del condado de Queens, Helen Marshal, el Defensor del Pueblo de Nueva York, Bill Diblasio, Jeremiah Frei-Pearson y Arzuella Simotas, candidatos a la Asamblea estatal, John Messer, candidato al Senado estatal, y Michael Den Dekker, quien desea ser reelegido a la Asamblea del estado de Nueva York.

Las organizaciones gay de Nueva York acudieron al desfile de Queens para añadirle diversidad y colorido. Como el Aids Center of Queens County, Las Buenas Amigas Latinas y Lesbianas, LUNY (Latinos/as Unidos de Nueva York, cuyo presidente es Luis Robles, Lesbian, Gay, Bisexual, Transexual Center con sede en Manhattan, Rude Mechanical Orchestra, Empire State Pride Agenda, Cheer New York, Dignity USA (capítulo Nueva York), God Made Us Queer, Perú GPA, y Latino Youth in Action.

Cathy Frías agitaba la bandera gay mientras que su hija Emmy de 5 años sostenía en alto un letrero sobre el orgullo de tener una madre lesbiana. “Hoy es un día para sentirnos muy orgullosos”, dijo Frías, de la organización Las Buenas Amigas.

La delegación de Se hace camino Nueva York.

Briana Andrews personificaba a la cantante Gaga y representaba a Music Box, El show de Luis Jiménez de la estación de radio 96.3 NY FM también se hizo presente, al igual que Hugo Ovejero, director de Mateando, la primera organización de homosexuales argentinos y uruguayos en los Estados Unidos. “Estoy muy contenta porque mí vida ha cambiado desde que salí en la portada de un periódico latino, me rehicieron el cuerpo y he viajado por el mundo”, dijo Fabiola sudando la camiseta argentina y abriendo las piernas en plena calle.

Briana Andrews como Lady Gaga.

La música salsa se escuchaba desde la carroza de la discoteca Atlantics. Más adelante desfiló la delegación del centro nocturno Bum Bum de la calle 63 y la avenida Roosevelt de Queens. Indiana Catalina Johns iba montada en un auto y exhibía la corona de Colombia Gay USA, concurso que realizó la organización Señorita Colombia Oneida a principios de junio y cuyo presidente es Harold Puente.

Indiana Catalina John, Miss Colombia Gay USA 2010.

La organización Se hace camino Nueva York, que protege los intereses de los inmigrantes latinos en Queens, también se hizo presente en el Desfile del orgullo gay de Queens. “Estamos aquí para apoyar a la comunidad gay y contra el odio”, dijo Karina Claudio.

“Obama, estamos en la lucha, aquí estamos y no nos vamos”, gritaban los integrantes de Citizen Alliance for Progress. “No somos uno, no somos diez, somos millones, déjate contar”, gritaba su creador y empresario Eduardo Giraldo.

Al final del desfile hubo una rumba al lado del centro nocturno Atlantics en la Avenida Roosevelt y la calle 75. El ambiente de celebración se prolongó hasta la noche.

Eduardo Giraldo de Citizen Alliance for Progress.