El presidente Barack Obama autorizó el envío de un pequeño número de fuerzas especiales al norte de Siria para ayudar a fuerzas locales en su lucha contra el grupo Estado Islámico, dijeron fuentes oficiales el viernes.

Es la primera vez que fuerzas militares estadounidenses operarán abiertamente en el terreno en Siria. El despliegue incluirá menos de 50 efectivos, dijeron los funcionarios.

Una fuente agregó que Estados Unidos enviará aeronaves adicionales, inclusive cazas F-15 y A-10, al base aérea de Incirlik en Turquía.

La medida será descrita como una “variación” y no como un “cambio” en la estrategia estadounidense contra ISIS, dijo el alto funcionario.

Las fuerzas de operaciones especiales podrían trabajar con los kurdos y otros aliados que se han unido bajo el grupo “Fuerzas democráticas sirias” de acuerdo con el funcionario, quien habló a condición de permanecer en el anonimato porque el anuncio se ha hecho público aún. Voa