Wendy García habla mientras el contralor Scott Stringer escucha. Fotos Javier Castaño

Ojalá que al alcalde Bill de Blasio le alcancen los próximos dos años para cumplir su promesa a los pequeños negocios que buscan contratos con la ciudad de Nueva York. Prometió el 30% para el 2021 y solo lleva el 6%. Y anda de campaña porque quiere ser presidente de los Estados Unidos.

Ese fue el mensaje del contralor de esta ciudad, Scott Stringer, quien dio a conocer su más reciente informe sobre la adjudicación de contratos a los negocios de las minorías. El contralor Stringer también quiere sentarse en la silla de alcalde y en esta ocasión decidió reunirse con los empresarios latinos en su oficina del bajo Manhattan.

“Me enseñaron que nadie debe ser discriminado y que la gente debe de competir de manera equitativa por el dinero de la ciudad”, dijo el contralor Stringer. “Estamos aquí para romper los obstáculos porque la mejor manera de crear riqueza es fomentando la diversidad”.

El informe del contralor se llama Calificaciones: informe sobre la inversión de las agencias en negocios de minorías y mujeres.

Nueve agencias de la ciudad mejoraron su calificación el año pasado, cinco se rajaron y 17 agencias invirtieron lo mismo que en el 2017. Por ejemplo, la Comisión de Derechos Humanos, el Departamento de la Vejez y el de Salud ascendieron su calificación a A. El Departamento de Policía obtuvo C y el de Servicios Administrativos recibió F.

El primer mandatario de esta ciudad se defendió así: “La Administración de Blasio ha otorgado más de $10 mil millones de dólares a empresas cuyos dueños son minorías y mujeres desde que el alcalde tomó posesión. Hemos otorgado $3.7 mil millones a estas importantes empresas sólo en 2019″, dijo José Bayona, vocero de la Alcaldía. «Esto es un récord de inversión. Si bien apreciamos el punto de vista del contralor, su cálculo erróneo de este progreso desalienta a las empresas a participar en nuestro programa”.

“Mi trabajo es vigilar las inversiones de la ciudad de Nueva York”, dijo Wendy García, jefa de diversidad de la Contraloría de esta ciudad. “De las 32 agencias de la ciudad, sólo siete tienen un jefe de diversidad y debemos reconocer que el llamado City Charter no está haciendo su trabajo”.

La jefa García dijo que la ciudad debe de cumplir sus promesas y que tener la certificación de MWBE no garantiza obtener contratos.

La ciudad de Nueva York otorgó 19,300 millones de dólares en contratos en el años 2018 y sólo mil millones para las empresas MWBE, el equivalente al 5.5%. En el 2017 la ciudad invirtió dinero en el 22% de negocios certificados MWBE, pero en el 2018 esa cantidad se redujo al 20%.

Empresarios latinos escuchando al contralor Scott Stringer.

El programa para los negocios MWBE es gobernado por el Local Law 1 del 2013 que estableció objetivos de inversión en las minorías. Algo se ha avanzado. En el 2017 la inversión en negocios MWBE fue de $554 millones y el año pasado subió a $731.1 millones de dólares.

A la reunión asistieron varios empresarios latinos de esta ciudad. “¿Por qué la ciudad no otorga contratos a la industria automotriz?”, preguntó Pedro Estevez de United Auto Merchants Association.

Anaima Jackqueline Capriles de Diaz Electric of NY, se quejó de los problemas que existen para recibir el pago a tiempo.

Danielle Arboleda, de Compulink Technologies, habló de la forma como se manejan los intereses en la ciudad de Nueva York. Esta empresa ha estado recibiendo contratos de la ciudad por un cuarto de siglo.

Javier Castaño