El sistema de trenes de la ciudad de Nueva York colapsó este miércoles en la noche y algunas estaciones parecían ríos. Miles de personas buscaban transporte para dirigirse a sus hogares en noche. Algunos sótanos se inundaron por completo. Los autos estacionados en áreas bajas cerca del East River o Hudson River quedaron cubiertos de agua. Inservibles.

La tormenta tropical Ida, que azotó los estados del sur y dejó en la oscuridad a ciudades como New Orleans, envió sus vientos y lluvia Nueva York. La lluvia fue torrencial por momentos y se prolongó hasta el amanecer del jueves.

Se acumularon entre 3 y 5 pulgadas de agua y en algunas casas y edificios el agua ascendió hasta dos o tres pies de altura.

A las 11:26 de la noche del miércoles, el alcalde Bill de Blasio declaró a la ciudad en estado de emergencia. “No salga a la calle esta noche”, dijo el primer mandatario de Nueva York.

 

Vías de comunicación como Queens Boulevard parecían ríos y algunos buses transportaban gente. Decenas de carros quedaron atascados en la vía y no pudieron avanzar por el agua.

El sistema de trenes de esta ciudad colapsó. Solo funcionaba el tren 7, aunque con retrasos y no llegaba hasta Times Square en Manhattan.

Las inundaciones son severas tanto en la ciudad de Nueva York como en Westchester County y White Plains. El Servicio Nacional del Clima alertó a las personas del peligro de las lluvias e inundaciones. “Es un asunto de vida o muerte”, fu el mensaje de esta agencia.

En ciudades como Trenton, Camden y Filadelfia hubo tornados que tumbaron arboles, destruyeron casas, dañaron autos y crearon caos en la población. Los tornados golpearon el estado de Nueva Jersey alrededor de las 6:30 de la tarde del miércoles.