La nieve cayó durante la noche y en la madrugada comenzó la labor de limpieza de la nieve de los andenes. Fotos Javier Castaño

La Gran Manzana amaneció bajo 19 pulgadas de nieve y se esperan otras dos nevadas. Las escuelas públicas cerraron, miles de personas estuvieron sin energía eléctrica, la mayoría de las oficinas del gobierno no abrieron y hay tardanzas en los aeropuertos y en sistema de transporte en general.

El alcalde Bloomberg declaró a la ciudad de Nueva York en emergencia y dijo que “la gente se debe quedar en sus hogares”.

Los alumnos que tenía examen de regentes tendrán que tomarlo otro día. «Lo importante por ahora es atender y proteger a los ancianos y niños», dijo el alcalde Bloomberg.

En la noche del miércoles y la madrugada del jueves la ciudad recibió 145,000 llamadas a la línea de información 311. El mayor número de llamadas desde que se instaló este número que no es para emergencias, sino para otorgar información a la población.

Carmen Salcedo caminaba desde su hogar en Queens para tomar el tren y dijo: “No entiendo por qué la gente habla tan mal de la nieve, si es tan linda y hacía mucho tiempo que no teníamos en Nueva York una nevada tan hermosa”.

Esta es la escena que vive Queens durante estos días.

La nieve se apoderó de todos los rincones de la ciudad de Nueva York.

Hasta miércoles la ciudad había esparcido 252,543 toneladas de sal y tenía en reserva otras 109,714 toneladas para que la nieve no se aferre tanto al cemento. La administración de la ciudad dispuso de casi 1,700 camiones para retirar la nieve de las calles. “Ahora sí están trabajando”, dijo Roberto Ramírez mientras retiraba la viene de su auto. Llevaba más de una hora en esa labor.

El aeropuerto Kennedy cerró en la madrugada y anunciaron la cancelación de más de 1,500 vuelos. Se espera que reabra en las horas de la mañana, pero con retrasos.

La nieve está siendo retirada de las avenidas principales y se espera que no se repitan los problemas de remoción que se vivieron luego de la nevada de Navidad del mes pasado.

Camiones retirando la nieve de las calles de Queens.

El alcalde Bloomberg hablando por televisión para informar a la ciudadanía.

El sistema de trenes de Long Island canceló 14 rutas hasta que retiren la nieve de los rieles. La tormenta también ha afectado otras ciudades del noreste de los Estados Unidos como Washington, Filadelfia y Boston.

El aeropuerto LaGuardia también está experimentando demoras en los vuelos y el aeropuerto Newark de Nueva Jersey cerró en las horas de la madrugada.

Un total de 37 pulgadas han caído sobre la ciudad de Nueva York durante este invierno y al parecer este mes de enero pasará a la historia como el que ha recibido más nieve en la historia.

Si su carro se queda estacionado en la calle debido a la nieve, la ciudad lo removerá, pero el propietario debe pagar por el servicio. Así que lo mejor es usar el transporte masivo, aunque no esté trabajando debidamente.

Cuando cae nieve, Carlos Gómez trabaja retirando la nieve de los carros, de los andenes y del frente de los establecimientos comerciales. “Aprovecho para ganar algo de dinero y siempre me va bien”, dijo Gómez con la para al hombro y en buscar de trabajo en el condado de Queens.

Venta de tacos bajo la nieve.

El presidente Obama no pudo usar su helicóptero para desplazarse del aeropuerto de Washington a la Casa Blanca y tuvo que usar su limosina. Se demoró más de una hora en llegar a su residencia oficial debido a la nieve.

Este camión ha estado atascado desde la noche del miércoles en la avenida 42, Bayside. Foto Carlos Vélez

Javier Castaño