Científicos hallan residuos en el fondo del pozo que pueden señalar más fuga de petróleo en el Golfo de México.

Los ingenieros responsables de los controles sobre el sellado del pozo de la petrolera británica British Petroleum, en el Golfo de México, detectaron una filtración en la tapa colocada para detener la fuga de crudo, motivando la inmediata reacción del gobierno estadounidense.

En tal sentido, el gobierno del presidente Barack Obama ha concedido 24 horas más a la empresa británica para analizar estas fugas que desde hace 87 días están vertiendo crudo a las aguas del Golfo, tras la explosión y hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon.

Los funcionarios de BP manifestaron su esperanza de que la prueba de la tapa, que comenzó el jueves 15 de julio, se mantendría efectiva hasta que el pozo de alivio realizado por la petrolera, selle en forma permanentemente la fuga, lo que está previsto para agosto.

La tapa colocada sobre el pozo Macondo consiguió contener la fuga de petróleo. Pero el domingo 18 de julio, el gobierno estadounidense dio a conocer una carta del almirante retirado de la Guardia Costera, Thad Allen, al jefe de la unidad de restauración en la costa del Golfo de México, Bob Dudley, en referencia a la fuga cerca del pozo y a «anomalías indeterminadas en la boca del pozo» ubicado a 1.600 metros de profundidad.

«Ordeno que me suministren un procedimiento escrito para abrir la válvula de contención lo más rápido posible, en caso de que se confirme la filtración de hidrocarburos cerca de la boca del pozo», reveló Allen a través de un comunicado.

BP no respondió a pedidos de comentarios sobre la carta de Allen.

Obama se reunirá con Cameron

El martes 20 de julio, en la Casa Blanca, el presidente Barack Obama, recibirá al primer ministro británico, David Cameron, con el que seguramente discutirá la situación generada por el accidente de BP en el Golfo de México.

Las autoridades estadounidenses que investigan el derrame están estudiando por qué los operarios no advirtieron señales de una inminente explosión en la plataforma y han redactado una lista con más de 20 anomalías en las respuestas de la dotación de la plataforma, reportó el domingo el diario Wall Street Journal.

Ahora, tras el sellado del pozo, el director de operaciones de BP, Doug Suttles, dijo que la compañía esperaba mantener cerrado el pozo averiado hasta que el pozo de alivio esté listo en agosto y la fuga sea sellada con lodo de perforación y cemento.

«Esperamos que si siguen las señales alentadoras, podamos continuar la prueba de integridad durante todo el período hasta que el pozo sea bloqueado», dijo a la prensa antes de que Allen divulgara su comunicado. «Claramente no queremos reanudar el flujo hacia el golfo si no tenemos que hacerlo», agregó.

La Voz de América.