El libro 'La mafia médica' le costó a la doctora Ghislaine Lanctot su expulsión del colegio de médicos. Imagen del libro.

Esta semana entran en efecto los cambios en los seguros de salud implementados por la administración del presidente Obama. El número de asegurados se redujo en los Estados Unidos y el costo para asegurar una familia subió 14%. También hay noticias buenas, pero lo mejor es no enfermarse.

Si el seguro es pagado su el empleador, notará los cambios dentro de varios meses, quizás a comienzos del próximo año, cuando las pólizas deben de ser renovadas.

Estos cambios afectan también a los pequeños negocios con 50 o más empleados. Aquellas empresas que tienen menos de 25 empleados recibirán descuentos en el pago de impuestos o donaciones de parte del gobierno para que se motiven a asegurar a sus empleados.

Si usted para por su seguro médico, algunos de estos cambios también lo afectarán. Además, las aseguradoras no lo podrán abandonar en caso de que se enferme o haya cometido un error en su solicitud. Tampoco podrán imponerle límites de cobertura.

Los cambios se producen en momentos de crisis económica y afectan el bolsillo de los contribuyentes, a favor y en contra.

El número de personas con seguro social se redujo por primera vez en 23 años en los Estados Unidos. En el 2009 habían 253.6 millones de personas aseguradas y este año bajó a 255.1 asegurados. Esto se debe a la crisis económica y al alto costo de los seguros médicos.

A partir de este año, asegurar a una familia costará 14 por ciento más que el año pasado. Es debido a que las empresas están descargando parte del costo en los empleados. De acuerdo al Kaiser Family Foundation, los empleados están pagando 4,000 dólares por asegurar a una familia, un aumento de $482 con respecto al año pasado.

Las empresas están pagando $9,800 para asegurar una familia de cuatro personas, un costo que está algunos dólares por debajo que lo que pagaban en el 2009. Es decir, las empresas están ahorrando.

Estos son los cambios más significativos:

El seguro médico debe de cubrir a las personas que dependen del asegurado hasta que cumpla 26 años. Por eso algunos empleadores buscarán la manera de negarle el seguro a nuevos empleados.

Los menores con enfermedades pre-existentes tendrán derecho a seguro médico. Es decir, las aseguradoras no podrán negarle el seguro médico a los niños enfermos.

Las aseguradores no podrán seguir implementando la práctica según la cual le retiran el seguro a las personas cuando se enferman.

Todos los nuevos planes de seguro médico deben de cubrir servicios preventivos de salud como mamografías o colonoscopías sin solicitar deducibles o co-pagos.

Las aseguradoras tampoco podrán imponer límites en el cubrimiento de permanencias en el hospital o en caso de que el tratamiento sea muy prolongado y costoso.

El nuevo plan de seguro le permite a los pediatras, ginecólogos y otro tipo de médicos, asumir el rol de doctores primarios con el fin de evitar los referidos para poder ver un especialista.

En caso de que el asegurado tenga que ingresar a una sala de emergencia, las aseguradoras tampoco podrán cobrar más dinero o co-pagos por servicios recibidos fuera del sistema.

Las aseguradoras tienen que seguir pagando por el servicio médico, inclusive cuando hay reclamos que están siendo investigados.