La comunidad musulmana del estado de Nueva York y de otros estados aledaños se congregó en Diversity Plaza de Jackson Heights para denunciar los ataques terroristas en San Bernardino, California. Los líderes de esta religión hablaron de la tolerancia, el amor, el respeto y el rechazo a la violencia y el terrorismo, «los pilares de la religión musulmana».

También condenaron los ataques y la discriminación que han sufrido los musulmanes en el mundo y en los Estados Unidos de parte de grupos o individuos de extrema derecha. Más de 100 personas, incluyendo a algunos latinos, acudieron a la marcha que comenzó en el restaurante Dera de la calle 72 y la avenida Broadway, en Queens.

Los musulmanes en Queens rechazaron la violencia y la agrupación terrorista ISIS.

Los musulmanes en Queens rechazaron la violencia y la agrupación terrorista ISIS.

«Hay personas que reclaman ser musulmanes para cometer actos terroristas y estamos obligados a combatir esa actitud que no tiene nada que ver con esta religión», dijo el senador José Peralta después de marchar y tomar el micrófono en Diversity Plaza. «ISIS  es un grupo violento que no tiene nada que ver con la religión musulmana».