Melissa Barhelemy, una de las víctimas del asesino en serie.

Los cuerpos de las cuatro mujeres hallados en Long Island eran de prostitutas que anunciaban sus servicios en el Internet. De acuerdo a la fiscalía, parece que el responsable es un asesino en serie. Las mujeres se anunciaban en Craiglist y las pruebas de ADN determinaron que eran Maureen Brainard-Barnes, de 24 años, Amber Lynn Costello, 27, Melissa Barthelemy, 24, y Megan Waterman, 22.

Los cuatro cuerpos fueron hallados en bolsas plásticas en la playa de Gilgo Beach y al parecer fueron asesinadas después de tener sexo con el hombre que las contrató para matarlas.

Los asesinatos ocurrieron en los últimos seis meses y al menos una de las mujeres alcanzó a llamar a sus familias en medio de los gritos pidiendo ayuda. “¿Usted sabe que hace su hermana para sobrevivir? No sea como su hermana”, dijo el hombre que hizo la llamada.

“Creo que es el trabajo de un asesino en serie”, dijo el fiscal de Suffolk, Thomas Spota.