Cuando estamos listos para iniciar algo diferente en nuestras vidas como un nuevo proyecto, una nueva relación, un nuevo trabajo, personas y situaciones del pasado aparecen en nuestras vidas.

Nuestro primer pensamiento es por qué están aquí de nuevo, ¿ya no había terminado con ese asunto? o ¿eso era lo que habíamos creído? A medida que avanzamos en la espiral evolutiva, se nos presenta esa situación una vez más, pero esta vez desde una perspectiva diferente. Estas personas y situaciones se presentan para plantearnos nuevos problemas alrededor de situaciones antiguas que creíamos resueltas y debemos resolver antes de que podamos iniciar nuestro vuelo.

Esta es una maravillosa oportunidad para clausurar lo que todavía está por resolver.

Para obtener paz nuestra alma, debemos regalándonos la oportunidad resolver este asunto y entonces seguir adelante con libertad, sin ataduras del pasado.

El universo quiere que tengamos éxito y cada situación que surja en nuestro camino es un llamado a abordar y eliminar un bloqueo antes de que se convierta en una limitación en el nuevo camino que estamos iniciando.

En lugar de quejarnos podríamos decir “ gracias”.

No podemos aferrarnos al pasado porque no nos deja avanzar y progresar.

¿Estás preparado para verlo con una perspectiva diferente? ¿Como encaja ésta situación o persona en tu nuevo potencial? ¿Que herida del alma debe ser sanada para que te liberes y puedas avanzar libre del peso del pasado, sin temor, rabia, pesar o culpa? ¿Como puedes utilizar las experiencias del pasado para empoderarte en lugar de creer que está ahí para limitar tu progreso?

Agradece. Inicia el viaje a tu interior que te lleve a descubrir y sanar todo lo que limita tu crecimiento. Es un proceso que debes hacer con calma, de manera inteligente y sin herir a otras personas. Libera tu pensamiento y actúa con cautela.