Desde la izquierda, el candidato a la Asamblea Francisco Moya, el senador José Perlata y la concejal Julissa Ferreras. Foto Javier Castaño

No se pierda este foro sobre el futuro del poder político de los latinos en Queens. El candidato Francisco Moya, el senador José Peralta y la concejal Julissa Ferreras son los políticos de mayor rango que conducen a una comunidad cada vez más compleja y ansiosa de representación, de un diálogo abierto y sincero.

Parte del afiche de promoción de este foro histórico.

“Esta charla se debió hacer hace mucho tiempo”, dijo Roberto Pérez del foro sobre el futuro del poder político de los latinos en Queens el martes 26 de octubre. Angelo Falcón, Verónica Piedra y Anthony Miranda integrarán el panel, y Javier Castaño, director de QueensLatino.com, será el moderador.

“Un evento de esta naturaleza jamás se ha realizado en Queens y estamos invitando a la comunidad, a políticos y activistas para tener una discusión abierta, directa y honesta”, dijo Eduardo Giraldo, empresario y ex candidato al Concejo de Nueva York.
El foro comenzará a las 6 de la tarde en el Centro Judío ubicado en la esquina de la avenida 37 y la calle 77, en Jackson Heights, Queens, a tres cuadras de la estación de la calle 74 y la avenida Roosevelt (trenes E, F, R, 7 y M).

De la oficina del senador José Peralta ya comenzaron a llamar para presionar a los directivos del Centro Judío con el fin de que cancelen el foro. Argumentan que “son los enemigos de Peralta”. Nada más lejos de la verdad. Los políticos tienen que aprender a respetar a la prensa latina y entender que la Primera Enmienda de la Constitución protege la libertad de prensa. Y quizás lo más importante: una vez se convirtierten en políticos, su vida privada pasa a ser pública. Monserrate, Ferreras y Peralta son los que se metieron en problemas, no la prensa o la comunidad.
Este foro será transmitido en directo en el Internet (streaming), será en inglés y habrá un traductor al español para quienes lo requieran. Al final se servirán refrescos y habrá oportunidad de intercambiar tarjetas con los panelistas y con el resto de los asistentes.
El evento es auspiciado por Citizens Alliance for Progress, Latin American Political Committee y QueensLatino.com, publicación con edición digital e impresa. El foro comenzó a prepararse hace dos semanas debido a la ausencia de debates políticos en esta comunidad, a la ola de corrupción que moja a los políticos de Nueva York y de Queens, y a la necesidad de traer expertos a la mesa para dialogar de una manera más honesta y sincera.
En la comunidad hay descontento con la clase política, con los dos partidos, el demócrata y el republicano, y en especial con los políticos latinos de turno. Hiram Monserrate fue acusado de apropiarse de dinero que pertenecía a la comunidad y por eso se entregó a la autoridades federales, Francisco Moya siempre evitó un debate frente a la comunidad que dice representar, y ahora el senador José Peralta se niega a enfrentar en debate público a su contrincante republicano/independiente Richard LaSalle.
Por estas razones viene Angelo Falcón, presidente del Instituto Nacional para la Política Latina, a presentar datos sobre las elecciones, la importancia del voto latino y el historial de inoperancia, corrupción e incapacidad que ha caracterizado a la mayoría de los políticos latinos de esta ciudad. Falcón se caracteriza por manejar información y por ser directo en sus apreciaciones.
Roberto Pérez es el productor del programa radia Pérez’s Notes y ha entrevistado a decenas de políticos y activistas de todas las comunidades étnicas y de todas las afiliaciones políticas. Pérez ha tenido acceso a información que compartirá en el panel y espera las preguntas de la audiencia. “Siempre he esperado este momento. Es histórico”, dijo Pérez en la cabina de su estación de radio en LaGuardia Community College.
“¿Qué podemos esperar los latinos que como yo anhelamos algún día ocupar un asiento en el Concejo, la Asamblea o el Senado de Nueva York”, escribió recientemente Verónica Piedra, subdirectora del Centro Internacional Ecuatoriano en Nueva York. “Callarse y cruzarse de brazos es cosa del pasado”.
Anthony Miranda es un ex policía y ex candidato a la Asamblea de Queens y hablará de su lucha en contra de la maquinaria del Partido Demócrata. “La comunidad latina sigue siendo asaltada políticamente por la continua división”, dijo Miranda.

Hiram Monserrate, a la izquierda, y Julissa Ferreras, a la derecha, cuando una calle de Jackson Heights recibió el anno pasado el nombre de un soldado de origen colombiano muerto en Iraq. Fotos Javier Castaño

EL CASO MONSERRATE

La acusación federal contra Hiram Monserrate ha revuelto las aguas estancadas de la comunidad latina de Queens. El Partido Demócrata se está hundiendo en el lodazal y sus oponentes están saliendo a flote. Casi nadie le quiere tirar el salvavidas a la concejal Julissa Ferreras y al senador José Peralta. “¡Que renuncien!”, es el grito de la gente que está organizando una protesta contra estos dos políticos cuyas oficinas están en la misma cuadra. “Ladrones”.

La concejal Ferreras está implicada en el caso de Monserrate porque fue la que firmó los cheques de la organización Libre cuando era la directora. Y el senador Peralta está siendo cuestionado por apropiarse de medio millón de dólares de los contribuyentes por intermedio de la organización Corona-Elmhurst Center for Economic Development.

Este esquema de montar organizaciones sin ánimo de lucro para echarse al bolsillo el dinero del gobierno, fue el que llevó al concejal Miguel Martínez a la cárcel.

El problema es que la concejal Ferreras pudo haber firmado inmunidad para hundir a Monserrate, y el senador Peralta por ahora se aferra al bote del Partido Demócrata para no ahogarse. Pero el bote demócrata puede arrancar de un momento a otro y abandonarlo en la mitad del lago inundado de pirañas. Por eso no quiere debatir al candidato republicano e independiente Richard LaSalle, ex fiscal de justicia y abogado privado.

Las historias de las personas que testificaron para revelar las malas mañas de Monserrate están saliendo a relucir en la mitad de la noche oscura que vive la comunidad latina de Queens. “Este es sólo el comienzo y muchas cabezas van a rodar”, dijo una de las personas que testificó ante el gobierno federal. “Aquí hay demasiadas mentiras y esto afectará a mucha gente. Yo sólo espero salir bien librada y no ir a la cárcel”.

Javier Cárdenas, quien le entregó copia de los correos a los federales, esta semana se declaró culpable de mentir porque siempre dijo que “no importa si me hundo, mi objetivo es hundir a Monserrate”. Y lo logró.

El político Hiram Monserrate enfrenta 20 años de cárcel y está libre después de pagar una fianza de medio millón de dólares. Puso la casa de sus padres como garantía y está vendiendo su apartamento de la calle 83 de Jackson Heights, Queens. “Esoty escribiendo mis memorias y ya casi termino”, dijo Monserrate antes de entregarse en la corte en donde fue acusado de apoderarse del dinero de los contribuyentes. “Esto se simplemente otro capítulo del libro”, dijo al salir de la corte en compañía de su abogado Joseph Tacopina.

Monserrate fue acusado de usar a sus empleados para recoger firmas en su intento por apoderarse de un asiento en el senado de Queens en el 2006. Es decir, uso a los empleados de la organización Libre en campañas políticas y utilizó el dinero de esa organización sin ánimo de lucro para fines no caritativos. Monserrate utilizó 2.7 millones cuando estuvo al frente de Libre.

Cuando era concejal, Monserrate se apoderó del dinero de los contribuyentes que era para obras sociales. asciende a casi medio millón de dólares. La historia la dio a conocer primero el periodista Gerson Borrero. El ex concejal y senador Monserrate tampoco es el único político de Queens que está siendo señalado por apoderarse de dinero.

Monserrat en su sede de campaña cuando perdió su carrera a la Asamblea de Queens contra Francisco Moya en septiembre de este año.

La investigación comenzó en el 2008 y los agentes federales interrogaron a todas las personas que trabajaron para Monserrate cuando era concejal de la ciudad de Nueva York y luego senador estatal, posición a la cual fue electo en el 2008.

La acusación formal de la Fiscalía le fue entregada a Monserrate la noche del lunes por intermedio de su abogado Tacopina, quien lo defendió en la corte cuando fue acusado de cortarle la cara a su novia Karla Giraldo en diciembre del 2008. El año pasado Monserrate se tomó el Senado y eso produjo la ira de sus colegas, quienes alentaron las investigaciones en su contra.

Entre las personas que fueron interrogadas se halla Javier Cárdenas, quien le entregó a la Fiscalía copia de los correos electrónicos en donde se comprueba el uso de dineros en campañas políticas. Cárdenas era el director ejecutivo de Libre (Latino Initiative for Better Resources & Empowerment).

Javier Cárdenas siempre estuvo vinculado a campañas políticas.

Este lunes, Javier Cárdenas se declaró culpable en la corte federal de defraudar al correo. Es decir, de mentir en los récords que se le envían al gobierno.

La acusación contra Monserrate es de 14 páginas y el fiscal Preet Bharara dijo que Monserrate se apoderó de 300,000 dólares para usarlos en campañas políticas. Los agentes federales dijeron que Monserrate también gastó 100,00 dólares en su campaña al Senado estatal en el 2006 y otros 31,000 dólares para registrar votantes. En ese entonces Monserrate hizo campaña contra el senador estatal John Sabini.

Frente a la corte federal, Monserrate no habló, pero su abogado Tacopina dijo que era inocente de los cargos y que estudiaría la mejor forma de defender a su cliente. La comisionada de investigaciones de la ciudad de Nueva York, Rose Hill Hearm, dijo que “el dinero de la ciudad es para invertir en la ciudad y no para gastarlo en asuntos personales”.

Frente a la sede de campaña de José Peralta al Senado, Hiram Monserrate, a la izquierda, acompañado de sus seguidores Luis Castro, el reverendo Andy Torres y Ramón Baez. Foto Javier Castaño

Libre usó la lista de los votantes registrados para su campaña y Monserrate giró varios cheques para pagarle a las personas que recogieron las firmas.

Esos cheques tienen la firma de la presidenta de Libre en ese entonces, la actual concejal Julissa Ferreras. Otras dos personas que trabajaron para el ex concejal, P. Wayne Mahike y Luis Castro, también fueron llamadas a testificar ante el gobierno federal. Además, también testificaron ante la Fiscalía Rodolfo Herrera y Yoselin Genao, quien ahora trabaja en la oficina de la concejal Ferreras.

En Queens también se comenta que algunos políticos y activistas latinos recibieron inmunidad para que colaboraran con la justicia. “A uno de estos políticos le ofrecieron inmunidad para que hablara frente al Gran Jurado que acusó a Monserrate, pero al parecer también mintió en esa oportunidad y le van a quitar la inmunidad para acusarlo”, dijo una fuente cercana a la Fiscalía federal.

Luis Castro, Hiram Monserrate y Julisa Ferreras dando y recibiendo proclamas en el Museo de Arte de Queens hace tres años.

El senador Eric Schneiderman, quien estuvo al frente de la destitución de Monserrate el año pasado, dijo que esta acusación es otro ejemplo de las investigaciones de corrupción que se adelantan contra los políticos. “No descansaremos hasta terminar con todas las manzanas podridas del sistema y si soy elegido fiscal del estado de Nueva York, seguiré combatiendo la corrupción”.

El senador Peralta ha sido acusado en la prensa de malversación de fondos.

El senador José Peralta, también ha sido acusado de malversar fondos de la organización Corona-Elmhurst Center for Economic Development por casi medio millón de dólares. Varios informes al respecto han aparecido en periódicos como Queens Tribune y el Daily News. “Es un malentendido y una irresponsabilidad de los periodistas”, ha dicho Peralta en repetidas ocasiones, antes de quitarle a Monserrate el asiento en el senado de Nueva York. Entre Monserrate y Peralta ha existido una relación de amor y odio. El mismo sentimiento que ha rodeado la relación entre Ferreras y Francisco Moya, quien será el próximo asambleísta de Queens después de ganar las elecciones primarias del Partido Demócrata. Moya es el protegido del congresista Joseph Crowley, líder demócrata en Queens y quien también está siendo investigado por revolver la política con el dinero, en este caso de Wall Street.

El republicano Richard LaSalle, quien es el contrincante político de Peralta en las elecciones del próximo dos de noviembre, dijo que después de escuchar y leeer la información en los medios de comunicación encontró varias cosas “realmente” preocupantes y sin sentido.

“No ha habido una investigación en contra del Senador Peralta quien se aprovechó de 500,000 dólares de una organización sin ánimo de lucro por la cual nunca pagó impuestos, no tuvo empleados y fue inactiva por más de dos años”, dijo LaSalle desde su sede de campaña. “No podemos ser selectivos en las investigaciones y todos los políticos corruptos, sin importar su afiliación, deben ser retirados de sus cargos”.

Javier Castaño

Lea la acusación formal en este link: http://www.scribd.com/full/39664107?access_key=key-20484dbp8tzexzlhu8jr