Por QueensLatino

A ritmo de mariachis, alrededor de 50 voluntarios empacaron y distribuyeron 40 mil libras de comida en la discoteca LaBoom de Queens. MECENAS, compuesta por 18 organizaciones y empresas mexicanas, se asoció con Goya Food y otras organizaciones comunitarias como América Viva para alimentar a los más necesitados en la discoteca LaBoom de Queens.

El miércoles de esta semana, la fila era de varias cuadras. Las primeras personas llegaron a las 6 de la madrugada. La distribución de víveres o despensas comenzó al mediodía y sobraron cajas y bolsa con comestibles.

El cónsul general de México en Nueva York, Jorge islas López, elogió el esfuerzo de la comunidad y dijo que “es un acto de solidaridad” por los afectados de Coronavirus y la unificación de la comunidad latina de Nueva York.

“Hoy estamos distribuyendo 1,200 despensas y queremos hacerlo cada semana con el apoyo de más organizaciones sociales”, dijo Pedro Zamora, fundador de MECENAS y propietario de LaBoom. “Queremos cubrir todo el área metropolitana de Nueva York y nuestro objetivo es llegar a distribuir 10 mil despensas”.

Las donaciones se pueden hacer en GoFundMe a Donaciones Unidas USA.

“El Coronavirus nos está afectando a todos y queremos ayudar a todas las familias”, dijo Hesy Landesbaum, presidenta de MECESAS.

Es el caso de Buenaventura Humboldt y Gina Abanto, quienes de desplazaron desde Staten Island en ferry y tren para llegar a LaBoom a recoger comida. “Me siento muy bien con el mercado que me dieron”, dijo Humboldt. “Es una gran ayuda para alimentar a mis dos hijos y creo que esta es una gran lesión para la humanidad, que seremos mejores personas después de esta pandemia”, añadió Abanto.

Ampara Avila llegó a la fina a las 6 de la mañana y fue de las primeras en recibir el mercado. “Todo en la vida es un sacrificio y Dios nos está ayudando con esta comida”, dijo Avila, quien vive en Nueva York hace 26 años. Tiene una hija, pero vive sola en un apartamento cerca de la Avenida Roosevelt y la calle 88 de Jackson Heights, Queens.

La senadora Jessica Ramos estuvo en la repartición de comida y dijo que “los más afectados son los indocumentados, quienes no tienen dinero para pagar la renta y ahora viven de la caridad”.

Entre los voluntarios se destacó la presencia de los miembros de América Viva, quienes lucían con orgullo la camisa con el logotipo de su organización social.