A pesar de la presencia militar, la violencia no se detiene en Jamaica y aumentan los muertos.

La policía de Jamaica informó este jueves al menos 73 personas han muerto en Kingston en choques entre las fuerzas de y los seguidores de un capo del narcotráfico que ha estado desafiando a las autoridades.
“Tenemos 73 cadáveres en nuestro poder. Y como ha señalado el ministro, 15 están siendo procesados para que sean enterrados”, señaló en rueda de prensa el subdirector de la policía jamaiquina, Glenmore Hinds.
El ministro de Información, Daryl Vaz, aclaró que las autoridades todavía no han podido identificar a la mayoría de los muertos.
Los vecinos se quejaron de que los militares mataron y detuvieron a un gran número de personas inocentes. Casi no se veían hombres.
Nick Davis, corresponsal de la BBC en Jamaica
Las fuerzas de seguridad han estado revisando casa por casa en el distrito de Tivoli Gardens, en su búsqueda de Christopher “Dudus” Coke, el supuesto barón de la droga en la isla caribeña.
La violencia se desató el domingo pasado cuando los seguidores de capo jamaiquino quemaron a varias comisarías policiales en señal de protesta por una solicitud de extradición de Estados Unidos.
“Dudus” es buscado por las autoridades estadounidenses tras haber sido acusado formalmente en 2009 en un tribunal de Nueva York de cargos de narcotráfico y contrabando de armas.
La violencia en Tivoli Gardens amainó este jueves y algunos periodistas pudieron recorrer la zona.
“Los vecinos se quejaron de que los militares mataron y detuvieron a un gran número de personas inocentes. Casi no se veían hombres”, señaló el corresponsal de la BBC, Nick Davis.
Soldados jamaiquinos y mujer con bebé en brazos
Al menos 73 personas han muerto en operativos de seguridad en Jamaica.
Las fuerzas de seguridad han detenido a unas 560 personas en estos últimos días.
“Hay agujeros de bala en algunos de los edificios y se usaron camiones para sacar las últimas barricadas puestas por hombres armados para detener a las fuerzas de seguridad”, agregó.
Muchos de los residentes entrevistados en un reportaje de video de la agencia Reuters se mostraron airados ante el operativo de las fuerzas de seguridad.
“Un desastre, nunca he visto algo parecido en mi vida, en los 42 años que he estado viviendo aquí”, señaló una vecina.
Otra mujer que vive en Tivoli Gardens señaló que se escondió debajo de su cama durante tres días para mantenerse a salvo del fuego cruzado.
“Me metí debajo de la cama el domingo por la noche y no salí hasta ayer por la mañana”, señaló la vecina.
“Si querías comer algo no había forma de aventurarse a salir de debajo de la cama. Existía la posibilidad de que entraran disparos por las ventanas y sí entraron disparos por las ventanas”, agregó.
Christopher “Dudus” Coke, de 41 años, es conocido públicamente por su trabajo como promotor comunitario en una zona humilde de Kingston, pero según las autoridades tiene un lado mucho más oscuro.
De acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Coke es uno de los narcotraficantes más peligrosos del mundo.
Se le acusa de dirigir una banda llamada “Shower Posse”, que tendría una extensa red internacional de narcotráfico y armas.
Se estima que “Shower Posse”, bajo la dirección de este supuesto barón de la droga, es responsable de vender marihuana y crack en Estados Unidos y de más de 1.400 asesinatos en ese país y otros tantos en Jamaica.
De resultar culpable de los cargos que se le imputan en Nueva York, Christopher “Dudus” Coke podría ser condenado a cadena perpetua.