Las autoridades de Afganistán informaron que más de 400 prisioneros, muchos de ellos pertenecientes a las guerrillas del movimiento Talibán, escaparon de una prisión en la sureña ciudad de Kandhar, a través de un túnel que lograron excavar.

El movimiento Talibán se declaró responsable de cavar el túnel de más de 320 metros en un período de cinco meses, sin ser detectados por los puestos de control.

Los talibanes dijjeron que el domingo 24 de abril de 2011, consiguieron llegar hasta la prisión con el túnel, permitiendo la fuga de los detenidos.

En el año 2008, cientos de prisioneros, incluyendo también a miembros del Talibán, escaparon de la prisión cuando un ataque de insurgentes hizo volar los portones de la cárcel.

Voa