El Canciller de Educación de la ciudad de Nueva York, Joel Klein, dijo que esperan que el número de estudiantes inscritos para clases de verano se doble este año. También se refirió a las dificultades económica de este año y que un aproximado de 20,000 estudiantes deberán recibir clases extras en el 2010, las cuales comienzan en Julio.

Klein añadió que el sistema escolar no tendrá un idea exacta de los resultados de los exámenes y quiénes necesitan auxilio, hasta finales del mes de junio. Hay que esperar a ver a qué nivel leen los estudiantes de las escuelas públicas o cuánto han aprendido de matemáticas.

“Debemos de hacer decisiones de promociones, así que observaremos con atención los resultados de los exámenes, no en cuanto a logros, sino a qué areas podemos recotar porque esperamos muchos estudiantes en el nivel primario”, dijo Klein.

Si el estado de Nueva York insiste en más drásticos stándares en los resultados, no solo afectará las clases de verano. Los estudiantes pueden tener grados inferiores y los profesores seran evaluados de una manera más drástica”.

Klein también habló de las dificultad de este año para llegar a un arreglo salarial con el sindicato de maestros.