Agatha trae más lluvias a Honduras.

El estado de emergencia que desde el fin de semana vive el país se ha extendido por más tiempo.

El gobierno determinó ayer ampliar por 36 horas más la emergencia nacional decretada el domingo ante los estragos producidos por la tormenta tropical Agatha, que se degradó en las últimas horas a un sistema de baja presión a la altura del golfo de Honduras.

La emergencia se mantiene debido a los fuertes pronósticos de lluvia que persisten sobre el suelo hondureño, que desde la semana anterior sufre los embates de la naturaleza.

El titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales, dijo que hasta ayer 17 personas habían perdido la vida a consecuencia de las lluvias, sin embargo, en el informe oficial de dicho organismo maneja que la cifra de personas fallecidas era 16.

El cuadro oficial incluye el reporte de una persona desaparecida en el departamento de El Paraíso.

Las últimas víctimas fueron dos jóvenes que los reportaron como desaparecidos la tarde de ayer mientras se bañaban sobre el río Choluteca, a la altura de la colonia Las Brisas de la capital.

El hecho ocurrió en medio de las tareas de rehabilitación y evaluación de daños que se realizaron ayer en la mayor parte del territorio nacional tras las fuertes descargas de lluvia que produjo Agatha durante el fin de semana en el país.

“Hasta el momento son 17 muertos y eso es muy lamentable para nosotros”, manifestó el comisionado de Copeco.

De acuerdo a los reportes, el número de personas afectadas por el ciclón era hasta ayer de 12,257, mientras que un total de 3,120 personas tuvieron que ser albergadas.

Un total de 539 personas se encuentran damnificadas en el país, es decir, que perdieron sus casas a consecuencia del temporal. Los daños se han hecho sentir en la parte centro, sur, norte y occidente del territorio nacional, en donde los fuertes aguaceros produjeron crecidas inimaginables que provocaron graves pérdidas en la infraestructura y en la agricultura nacional.

Se estima que más de 3,000 manzanas de cultivo fueron afectadas por el desbordamiento de los ríos en el país, según cifras de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

Alertas

Las alertas decretadas el fin de semana en el territorio nacional también fueron extendidas. Copeco anunció que se mantiene por 36 horas más la condición de alerta roja para los departamentos de Cortés, Valle, Choluteca, el municipio de El Progreso, Yoro y el Distrito Central de Francisco Morazán. La alerta amarilla se mantiene para los departamentos de Lempira, Intibucá, Copán, Ocotepeque, Comayagua, Yoro, La Paz y Santa Bárbara.

En alerta verde se mantienen los departamentos de Atlántida, Colón, Olancho, Gracias a Dios, Islas de la Bahía y El Paraíso.
Según los análisis del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Agatha convertida en sistema de baja presión saliendo por el golfo de Honduras, podría generar lluvias y lloviznas en el territorio nacional y aumentar aún más los niveles de los ríos Choluteca, Ulúa, Chamelecón, Nacaome y Humuya, entre otros, afectando diversas regiones del país.
“Es bastante probable que las lluvias continúen en la parte centro, sur y norte por los remanentes que aún tenemos de la tormenta Agatha, que prácticamente se ha disipando”, manifestó Óscar Calona, experto del SMN.

Los cuerpos de socorro llamaron ayer a la población a prepararse para el inicio de una de las más activas temporadas ciclónicas registradas en los últimos años en todo el país.

Y es que este día inicia de forma oficial la temporada de huracanes en el océano Atlántico, en donde se espera la formación de al menos 18 tormentas tropicales de las cuales alrededor de ocho podrían convertirse en huracanes y afectar al país.

Recorrido

En medio de la emergencia, el presidente Porfirio Lobo Sosa inspeccionó ayer junto al alcalde municipal, Ricardo Álvarez y varios funcionarios, los daños ocasionados por las lluvias en sectores como El Berrinche en la zona de Comayagüela, en donde las pérdidas son significativas.

Lobo Sosa también inspeccionó las labores de rehabilitación en los alrededores de los puentes Soberanía y Mallol a inmediaciones de la Secretaría de Educación.

Los estragos obligaron a los diputados del Congreso Nacional a preparar varios decretos encaminados a disponer recursos para los damnificados por las lluvias y, además, para prohibir la construcción de edificaciones en zonas de riesgo.

El presidente del Legislativo, Juan Orlando Hernández, dijo que el CN ha reactivado la Comisión de Contingencias para ayudar a enfrentar las incidencias provocadas por Agatha.

OEA se solidariza

Por su parte, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, envió ayer sus condolencias a los gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador por las dramáticas pérdidas humanas provocadas por la tormenta tropical Agatha, que afectó a Centroamérica el pasado fin de semana.

En cartas dirigidas a los presidentes Porfirio Lobo, Álvaro Colom y Mauricio Funes, Insulza presentó su pésame por las muertes registradas y expresó disposición a ayudar en aquello que los mandatarios estimen pertinente, para lograr ayuda que pueda ser canalizada a las zonas más devastadas por las inclemencias climáticas.

Suspendidas clases en Valle, Choluteca, Cortés, El Progreso y el Distrito Central

El ministro de Educación, Alejandro Ventura, anunció que las clases continúan suspendidas este día en los departamentos que se encuentran bajo alerta roja decretada por la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), a causa de las lluvias.

Se ha determinado que se mantienen suspendidas las clases en todos los niveles educativos del sistema público y privado en los departamentos de Valle, Choluteca, Cortés y en el municipio de El Progreso, Yoro, y en el Distrito Central de Francisco Morazán.

Los demás departamentos se incorporarán a clases este día, anunció ayer el propio secretario de Educación, Alejandro Ventura. El funcionario hizo un llamado a los padres de familia y maestros para que mantengan las medidas de precaución necesarias para no poner en riesgo la vida de niños y jóvenes que se reintegrarán este día a las labores educativas.

La suspensión de labores abarca todos aquellos centros educativos que están siendo utilizados como albergues para aquellas personas que han resultado afectadas por las fuertes lluvias que han caído en diferentes sectores del territorio nacional.

Ventura comunicó, además, que todos los empleados y funcionarios de la Secretaría de Educación deben presentarse a partir de este día a sus labores ordinarias.

Tomado de El Heraldo