Licencia de conducir ficticia con foto del autor de la nota.

Este artículo fue publicado en la más reciente edición impresa de QueensLatino.com. Ante la ausencia de nuevas y viejas propuestas para ayudar a los indocumentados, esta es una iniciativa que busca incentivar la economía y ofrecerle a los ‘ilegales’ un mecanismo para que puedan seguir trabajando y sostener a sus familias.

Uno de los temas más importantes es el de la inmigración y todos tenemos opiniones al respecto. Nuestro grupo de Ciudadanos Unidos por el Progreso ha dialogado acerca del tema y hemos concluido que necesitamos una reforma migratoria “humana”, porque tenemos familias y
soñamos con un futuro mejor. El crecimiento de los Estados Unidos se ha fundamentado en la inmigración. Esta nación tiene solo 200
años y entiende la importancia del valor humano, ya que cada persona es un trabajador, un contribuyente y un consumidor.
Los llamados ‘Baby Boomers’ han sido vitales en esta nación. Nacieron después de la Segunda Guerra mundial, hasta el año 1964 y han disfrutado de educación, familia, negocios, prosperidad económica y de todo lo que representa ser americanos. Pero entre el 2009 y el 2020 más de 68 millones de Baby Boomers se retirarán de la fuerza laboral. Dejarán de gastar y están pensando en su retiro. Esto tiene implicaciones muy importantes que tenemos que analizar. ¿Cómo vamos ha reemplazar esta fuerza laboral? ¿Cómo vamos a continuar con el desarrollo y la prosperidad de una sociedad capitalista?, en un país en donde los anglosajones tiene una taza de natalidad de 1.1 y con tendencia a reducirse aún más.

La repuesta es sencilla: los inmigrantes.

Esta inmigración será la más grande de la historia, superior a la de los Baby Boomers. Romperá todos los récords y marcará la historia de los Estados Unidos. Los inmigrantes latinos seremos parte de esa historia. Una historia que todos estamos escribiendo, una historia que está en nuestras manos, como nuevos líderes, como ciudadanos, como consumidores, como inmigrantes.
Como todo proceso nuevo, será difícil. Yo siempre digo: “Correr es muy fácil. El trabajo es abrir la brecha, hacer camino para las nuevas generaciones”. Hay muchos factores para comenzar a abrir la brecha, aunque debemos empezar con cada uno de nosotros. Debemos participar en el sistema Americano con base en tres fundamentos: Unión, Entendimiento e Integración. Un buen comienzo en este proceso es la educación y entender la importancia del desarrollo tecnológico en todas las disciplinas.

Económicamente los inmigrantes somos una fuerza positiva. Inclusive el gobernador Cuomo está buscando ideas para generar más empleos y recursos económicos. Nuestra propuesta al gobernador de Nueva York: hay más de 1 millón de indocumentados y qué tal si les damos licencia de conducir a 500,000. ¿Qué implicaciones tendría en nuestra economía? Si estos 500,000 compraran autos a $3,000 cada uno, serían $1.5 billones en ventas, $123,750 millones en impuestos, $65 millones en gastos de placas y registraciones, y $25 millones en títulos de propiedad. Si cada licencia cuesta $130 y la multiplicamos por $500,000, equivaldría a $65 millones, además de otros servicios y gastos adicionales, que afectarían positivamente a la industria de los seguros. Los inmigrantes tendrían que acogerse a las leyes de tránsito o pagar multas y el gobierno tendría más contribuyentes. Todos salimos ganando.

Señor gobernador Cuomo, por favor permítale a los indocumentados obtener licencia de conducir. El estado de Nueva York está perdiendo mucho dinero y nuestros inmigrantes necesitan trabajar para participar más activamente en la sociedad.

Eduardo Giraldo es propietario de la empresa de seguros Abetex, con sede en Queens.