Activistas cubanos informaron que la artista cubana Tania Bruguera fue liberada por la policía el miércoles. Bruguera fue detenida por «provocación política», tras haber planeado un micrófono abierto para comentar sobre la situación en Cuba el martes en La Habana. La artista señaló que las autoridades negaron el permiso pero que de todas formas llevaría a cabo el evento, siendo detenida posteriormente.

La idea de Bruguera fue instalar un micrófono en la Plaza de la Revolución en La Habana para que los cubanos del común y activistas expresaran su opinión sobre las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba. Era una acto para establecer hasta qué punto las autoridades de Cuba permiten la libre expresión en las calles de esa isla.

El periódico The New York Times, que aprueba las nuevas relaciones entre estas dos naciones, condenó la detención de Bruguera.

Bruguera es considerada una artista performance que se especializa en instalaciones. Su expresión artística es sugestiva y agresiva y además es catalogada como una artista discidente en Cuba. En los Estados Unidos apoya a los inmigrantes y viaja con frecuencia a Latinoamérica para ayudarles a afrontar su situación de desplazados.

Los periodistas esperando a Tania Bruguera en el Parque de la Revolución en La Habana, Cuba.

Los periodistas esperando a Tania Bruguera en el Parque de la Revolución en La Habana, Cuba. Voa

Por otra parte, la bloguera cubana Yoani Sánchez informó que su esposo fue liberado por la policía la madrugada del martes pero que otros disidentes continúan tras las rejas.

Los arrestos en la capital cubana motivaron una fuerte condena de Estados Unidos, y es el primer operativo contra la disidencia en la isla desde que Washington y La Habana acordaron normalizar relaciones diplomáticas.

Sánchez, quien denunció en Twitter el arresto de su esposo y otro activista el martes, agradeció a quines mostraron preocupación pero añadió que varios activistas seguían bajo custodia de las autoridades cubanas.

«Ya estamos en 31 de diciembre y hay familias que no pueden celebrar junto a los suyos», dijo Sánchez en su cuenta de Twitter. «Seguimos pendientes y en protesta por quienes aún están detenidos».

Alrededor de 12 activistas fueron detenidos por policías, mientras que a otros se les ordenó que no abandonaran sus casas, según Elizardo Sánchez, jefe de la Comisión de Derechos Humanos, un grupo disidente que realiza seguimientos sobre esta clase de arrestos.

Otros señalan que la cifra de detenidos llega a la treintena.​

Estados Unidos condenó el hecho, y el senador Marco Rubio lo consideró una «burla» a Washington y su nueva política a la isla.

Tania Bruguea en Cuba frente a una imagen del líder Fidel Castro.

Tania Bruguea en Cuba frente a una imagen del líder Fidel Castro. Foto James Duncan Davidson

Tania Bruguera nació en 1968, estudió en el Instituto Superior de Arte de la Habana y en el Instituto de Arte de Chicago. También ganó la beca Guggenhein. Es la fundadora y directora de Movimiento Inmigrante Internacional en donde la comunidad latina acude a aprender arte, socializar y desarrollar una mente crítica con  el fin de mejorar la sociedad por intermedio de la creatividad.

En el Movimiento Inmigrante Internacional dictan clases gratis de fotografía, música, actuación e inmigración, entre otras disciplinas. Esta organización comunitaria, localizada en la calle 108 y la Roosevelt Avenua, está conectada culturalmente al Museo de Arte de Queens y desarrolla programas para la familia en el Parque Corona localizado en la Roosevelt Avenue y la calle 103,  en Queens.

Siguen 12 «disitentes» en la cárcel

Cuba liberó a algunos de los principales disidentes el miércoles tras detenerlos para impedir una manifestación no autorizada en La Habana. La policía detuvo a varios disidentes el martes y aun se mantienen algunos bajo arresto domiciliario, se informó.

Las detenciones fueron una manifestación típica de cómo Cuba reprime protestas de la oposición, pero adquirieron mayor importancia tras el anuncio del presidente Barack Obama y el líder cubano, Raúl Castro, de normalizar relaciones diplomáticas tras 50 años de hostilidades.

Reinaldo Escobar, esposo de la bloguera disidente Yoani Sánchez, fue puesto en libertad a última hora del martes por la noche.

Tania Bruguera, una artista que organizó el evento y quien estuvo detenida más de 24 horas, volvió a casa el miércoles por la tarde.

«No lo hago este como ‘disidente’, lo hago como persona normal,» dijo Bruguera a Reuters. «No soy una contrarrevolucionaria, como dicen. Soy de familia revolucionaria. (…) Voy a continuar el proyecto».

El Gobierno de Cuba había denunciado los planes de realizar un evento a «micrófono abierto» como una «provocación política».

La Comisión Cubana de Derechos Humanos informó que más de 50 cubanos fueron detenidos y que cerca de 15 de ellos todavía estaban tras las rejas el miércoles por la tarde.

«Al tiempo que el Gobierno de Cuba normaliza sus relaciones con el Gobierno de los Estados Unidos, no se decide normalizar sus propias relaciones con el pueblo de Cuba», dijo Elizardo Sánchez, jefe del grupo.

«Pensamos que no habrá una relación de causa y efecto entre la reanudación de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y un mejoramiento eventual de los derechos humos en Cuba», agregó.

El cambio en la política de Obama sobre Cuba ha sido criticada en Estados Unidos, principalmente por los senadores cubanoestadounidenses Marco Rubio y Robert Menéndez.

Ambos criticaron a Obama nuevamente tras las detenciones en La Habana, diciendo ahora tiene incluso menos incentivos para mejorar su historial de derechos humanos y preguntando cómo el presidente respondería.

El Departamento de Estado de Estados Unidos condenó las acciones cubanas, pero no dio indicios de que iban a descarrilar una visita de alto nivel a La Habana en enero para mantener conversaciones sobre la restauración de las relaciones diplomáticas.

Bajo el acuerdo con Estados Unidos, Cuba accedió a liberar a 53 personas descritas por Washington como presos políticos, pero que aún no han sido liberados y los disidentes se quejan de que ni siquiera saben que están en la lista, según reportes de prensa. Voa