Maryi Bolívar con el título de Asistente Médica Bilingüe que obtuvo en LaGuardia Community College. Fotos cortesía

Maryi Bolívar llegó hace cuatro año a la ciudad de Nueva York con la esperanza de forjarse un futuro mejor. “Pero jamás pensé que LaGuardia me iba a dar todo lo necesario para graduarme como Asistente Médico Bilingüe”, dijo Bolívar. “Me pagaron la matrícula, los libros e inclusive las prácticas y luego me ayudaron a conseguir trabajo. Fue algo increíble”.

Bolívar llegó hace cuatro años de Bogotá, Colombia, en donde se había casado con un ciudadano estadounidense de origen colombiano. Su mamá vivía en Nueva York y fue aquí a donde aterrizó con muchas ilusiones.

Lo primero que hizo fue matricularse en LaGuardia Community College para aprender el idioma inglés. Completó los seis niveles y luego escuchó del programa de Asistente Médico Bilingüe. Bolívar había estudiado Educación Especial en su país natal y no le interesaba la enfermería. “Lo más difícil fue la clase de anatomía porque tuve que aprender muchos nombres. Debí memorizar todos los términos de tecnología médica en inglés y por eso tuve que esforzarme mucho”, dijo Bolívar, quien estudió en LaGuardia de 6 a 10 de la noche, cuatro días a la semana. Las prácticas como enfermera bilingüe las hizo los fines de semana en un centro de salud del alto Manhattan.

Su primer trabajo como Asistente Médico Bilingüe fue en el Damian Family Care Center de Randall’s Island, en Manhattan. Luego comenzó a trabajar en el hospital New York Presbyterian de West Chester.

“Lo más interesante es trabajar con los doctores, ver y aprender cosas nuevas todos los días y resolver asuntos de salud”, dijo Bolívar. “La oncología me gusta porque ayudamos a los pacientes de cáncer para hacerles la vida más placentera y estén más tranquilos y felices los últimos días de sus vidas”.

Maryi Bolívar compartiendo con sus compañeros de clase de flebotomía (extracción de sangre de las venas).

En el futuro Bolívar quiere ser enfermera y especializarse en pediatría para ayudare a los niños “quienes son los más necesitados”.

Bolívar dice estar muy agradecida con LaGuardia Community Colleges por todo lo que le dieron para que estudiara y las conexiones que le brindaron para realizar sus prácticas y obtener trabajo. “Siempre fue una relación muy personal y los compañeros de clase fueron estupendos”, concluyó Bolívar en uno de sus pocos ratos libres.