Laura Freeman, cuya madre Yvonne Freeman murió debido a la tardanza de la ambulancia en llegar debido a la nieve. "Extraño mucho a mi madre", dijo en la audiencia pública sosteniendo las lágrimas. Foto Javier Castaño

El alcalde Boomberg le sigue echando mugre a Queens. No asistió a la audiencia pública para estudiar el por qué se demoró varios días la remoción de nieve de las calles después de la nevada de Navidad. Tampoco envió a un representante o comisionado. “Lo más frustrante fue la respuesta del alcalde cuando dijo que la gente se queja porque no tiene más que hacer”, dijo el concejal de Queens Daniel Dromm.

El senador estatal Malcom Smith dijo que la ciudad le falló a sus residentes y que no hay excusas. “Por favor, no dejen escapar al alcalde Bloomberg de esta situación, que se haga responsable… ¿Qué están escondiendo”.

(Ver video en QueensLatino.com sobre la nevada de Navidad)

Al lado de el concejal Dromm se hallaba la concejal Diana Reina, quien permaneció callada. La presidenta del Concejo de Nueva York, Christine Quinn, dijo que el error no fue “de nuestro hombre en el Departamento de Sanidad”, pero que la respuesta de la ciudad había sido “inaceptable, hizo arrodillar a sus ciudadanos y no puede volver a pasar”, dijo la concejal Quinn.

La concejal Elizabeth Crowley dijo que la ciudad le falló a sus ciudadanos y que “debemos llegar hasta el fondo de lo que sucedió”. La presidenta del condado de Queens, sin embargo, dijo que había llamado al Departamento de Sanidad de Queens, que controla los camiones, y que “todos estaban allá afuera trabajando duro y retirando la basura”.

El concejal Peter Vallone, por el contrario, dijo que “la inoperancia de la ciudad produjo muertos”.

“Perdí a mi madre porque la ambulancia llegó más de dos horas en llegar debido a la nieve en la calle”, dijo Laura Freeman. “Extraño mucho a mi mamá y quiere que se sepa por qué no retiraron la nieve esos días”. Freedman se aferraba a la foto de su mamá Yvonne Freeman, de 75 años y quien vivía en Corona, Queens.

Michelle Ornenstine dijo que durante la nieve trató de contactar a su madre, pero que por 16 horas no pudo ingresar al apartamento y cuando le permitieron abrir la puerta “su cuerpo ya estaba descompuesto”. Ornestine vive en College Point y está esperando el resultado de la autopsia de su mamá. “Cuando llamé a los representantes de la ciudad me dijeron que todavía estaban recogiendo los muertos de la noche anterior. Son insensible y ahora mi hijo no tiene abuela y ve voy a casar sin la presencia de mi mamá”.

El concejal James Sanders dijo que esa zona de Queens es de las más abandonadas de la ciudad de Nueva York. La concejal Letitia James dijo que la forma como se ha comportado la ciudad es una “cachetada” a sus ciudadanos, y el asambleísta David Weprin añadió que no haber retirado la nieve durante esos días es de las peores cosas que le han pasado a la ciudad de Nueva York.

Algunos políticos pidieron que comiencen a rodad cabezas. “Los verdaderos responsables, los comisionados y altos ejecutivos, siguen en sus puestos”, fue la voz unísona de la gran mayoría de los presentes.

El concejal Daniel Dromm, quien esuvo durante toda la audiencia pública, a la izquierda y frente al público.

Paul Schubert, quien se identifica como ‘El tigre de Rockaway’, mostró fotos de la nevada y habló de la inoperancia de la ciudad.

El senador José Peralta y el asambleísta Francisco Moya, recién electo, no participaron en la audiencia pública, a pesar de que sus vecindarios fueron de los más afectados en la ciudad de Nueva York. La concejal Julissa Ferreras estuvo allí por casi una hora y no habló.

“No hay liderazgo en la ciudad de Nueva York y que el alcalde y sus comisionados no hayan venido a esta reunión es inaceptable. Los responsables de esta inoperancias debe de ser despedidos”, concluyó el concejal Jumaane Williams

Javier Castaño