Un latino orgulloso de la 'green card' que recibió durante la última amnistía de 1986, cuando el presidente era Ronald Reagan.

El presidente Obama está enviando a agentes de inmigración a las empresas para que revisen los archivos y detecten a los indocumentados. Miles de ilegales han sido despedidos, pero no deportados. Estas visitas han probado ser más eficientes que las redadas y mucho más productivas a nivel económico para el gobierno.

En el último año el gobierno ha visitado 2,900 empresas y las ha multado con más de tres millones de dólares. Estas redadas son más efectivas porque “descubren” indocumentados que pudieran no estar trabajando en el momento de una redada.

Por ejemplo, estas visitas demostraron que más de 500 trabajadores de Gebbers Farms, en el estado de Washington, eran indocumentados, en su mayoría mexicanos.

“Ahora un solo agente pude investigar cientos de compañías, en lugar de muchos agentes visitar una sola empresa”, dijo Mark K Reed al periódico New York Times, quien es el presidente de Border Management Strategies, una empresa que asesora a empleadores en temas de inmigración. “Y así no hay drama, no hay trauma y no hay división de familias o arrestados con esposas”.

La semana pasada el presidente Obama prometió mayor rigor en la implementación de las leyes de inmigración en los lugares de trabajo y lo está haciendo. También prometió fortalecer la vigilancia en la frontera y está enviando tropas. Pero no está acusando a los indocumentados ante la justicia, a no ser que tengan récord criminal.

Los críticos: “Estamos permitiendo que los ilegales sigan en libertad y busquen trabajo en otros sitios y eso me preocupa, sobre todo en tiempos de alto desempleo”, dijo el senador Jeff Sessions de Alabama y miembro del Comité Judicial.

Los empleadores se quejan de que la administración de Obama los está dejando sin obreros porque los ciudadanos estadounidenses no quieren desempeñar muchas funciones en el campo o en fábricas. Se estima que el 60% de los trabajadores de las fincas son indocumentados.

John Morton, director de la agencia de inmigración ICE, dijo que estas auditorias se están haciendo para que los empleadores aprendan a ser responsables y verifiquen la documentación de sus empleados. ICE también ha dicho que este procedimiento está sirviendo para detectar abusos laborales como no pago de salarios y de horas extras y trato injusto.

En centros urbanos como Nueva York se siguen haciendo redadas y también los agentes de ICE han comenzado a visitar empresas para verificar la documentación de los empleados.

La emisora de radio 1010 Wins, estuvo pasando un comercial que invita a los empleadores a visitar la página de Internet de la Oficina de Seguridad Nacional con el fin de comprobar si la documentación presentada por los empleados corresponde a los archivos del gobierno. El comercial también ofrece un número telefónico para que los empleadores puedan llamar a verificar la documentación de sus empleados.