Anna Chapman, la espía rusa no reveló secretos, pero sí su intimiad.

Anna Chapman, una de las implicadas en el reciente escándalo de supuestos agentes secretos rusos en Estados Unidos, protagonizó una atrevida sesión de fotografías para la revista masculina rusa Maxim.

Chapman, de 28 años y a la que la prensa internacional se refiere como la “mujer fatal de la trama de espionaje”, aparece en las imágenes ataviada únicamente con un conjunto de lencería negro y sosteniendo una pistola en las manos.

Según anticipa un anuncio en la web de Maxim, la “misteriosa debutante de la lista de las 100 mujeres más sexys de Rusia” no sólo posó para la revista, sino también “rompió el silencio hablándonos de hombres, flirteo y sus planes para el futuro”.

“Para excitar el patriotismo en los rusos, Anna ha hecho mucho más que la selección nacional de fútbol y el misil Bulavá juntos”, asevera la revista, cuya edición de noviembre saldrá a la venta el próximo 21 de octubre.

El pasado mes de junio Anna Chapman, junto a otras nueve personas, fue detenida en EEUU por presuntas actividades de espionaje a favor de Rusia. Semanas más tarde, los diez fueron canjeados en el aeropuerto de Viena por cuatro rusos que cumplían condenas por espionaje a favor de Londres y Washington.

Agencia rusa