La mayoría de los latinos en los Estados Unidos permanece desconectado de la bolsa de valores por varias razones. Nuestras comunidades casi en su totalidad desconocen que nuestra contribución económica y mano de obra influye directamente en el precio de las acciones de grandes compañías.

Muchos de nosotros carecemos de los recursos para realizar inversiones en Wall Street, pero también la falta de información y el desconocimiento contribuyen a que los latinos que si tienen los recursos, no participen en inversiones de bolsa.

La compra de acciones esta reservada para aquellos con suficiente capital. Aunque existen muchos dueños de pequeños negocios en los vecindarios latinos de grandes ciudades como Nueva York y Miami que tienen suficientes fondos para invertir, pero desconocen las reglas de juego y simplemente no destinan dólares a lo que desconocen.

Lo primero que estos pequeños comerciantes deben saber es que cuando se compran acciones no existe ninguna garantía con respecto al valor de la inversión inicial. Si invierte en 100 acciones de Dunkin Donuts a $50.79, el precio por acción el mes pasado; no hay garantía de que la próxima semana las acciones tengan el mismo valor, pues el precio de las acciones fluctúa constantemente.

Son los indicadores económicos, la demanda por las acciones y el desempeño del negocio de estas compañías lo que principalmente determina el precio de las acciones en la bolsa de valores.

Somos muchos los latinos que devoramos las hamburguesas de McDonald’s sin saber que las acciones cotizan a $98 dólares por acción y que nuestra contribución a esta compañía es un factor importante en el precio de estas acciones. Nos afiliamos y compramos en Costco, una empresa que remunera bien a sus trabajadores y donde se pueden comprar acciones directamente de la compañía por $145.28 por acción sin tener que pagar comisiones a un Corredor de Bolsa.

Cuando visitamos Disney Land, en cada helado que saboreamos y en cada hotel donde nos hospedamos, contribuimos con nuestros ahorros a los $110.12, el valor actual por cada acción de Disney Land.

Nosotros los latinos aportamos muchísimo a estas compañías con dólares y fuerza de trabajo, pero no somos accionistas. Esta columna busca orientar a los latinos en cómo funciona la Bolsa de Valores en Wall Street y cómo puede invertir para aumentar las posibilidades de obtener ganancias.

Pedro Benítez es Corredor de Bolsa y Analista en Manhattan (917-747-8823) y trabaja para la firma Cape Securities.