El embajador de EE.UU. ante la Unión Europea, Gordon Sondland, ingresa a la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes en Washington el miércoles, 20 de noviembre de 2019, en el marco de la investigación de juicio político al presidente Donald Trump.

El embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea Gordon Sondland dijo a los investigadores de la Cámara de Representantes el miércoles que Rudy Giuliani estaba presionando un «quid pro quo» con Ucrania que tenía que aceptar porque era lo que el presidente Donald Trump quería.

«El señor Giuliani estaba expresando los deseos del presidente de Estados Unidos, y sabíamos que estas investigaciones eran importantes para el presidente», declaró Sondland en el cuarto días de audiencias públicas sobre la investigación de un posible juicio político al presidente Donald Trump.

«No queríamos trabajar con el Sr. Giuliani», dijo el embajador. Pero indicó que Trump le dijo a él y a otros diplomáticos que trabajan en asuntos de Ucrania «Hablen con Rudy» sobre esos asuntos. «Así que seguimos las órdenes del presidente».

Giuliani es el abogado personal de Trump.

Sondland también confirmó para los investigadores de la acusación de la Cámara que habló con Trump por teléfono celular desde un concurrido restaurante de Kiev el día después de que el presidente instó al líder de Ucrania a investigar al rival político Joe Biden.

Y Sondland, el testigo más esperado en la investigación, dijo que mantuvo al secretario de Estado, Mike Pompeo, y a otros altos funcionarios de la administración al tanto de lo que estaba sucediendo.

Dijo que le dijo específicamente al vicepresidente Mike Pence que «tenía preocupaciones» de que la ayuda militar de Estados Unidos a Ucrania «se había atado» a las investigaciones.