Por Mauricio Hernández

No pasaron ni seis meses para que Juan Guillermo Ospina volviera al negocio de las empanadas, luego de vender a su antiguo socio, una empresa de similar nombre y productos en la Avenida Roosevelt. Mama Empanada (y algo más), abierto apenas en julio pasado, está en la calle 82, a 20 metros de la Avenida Roosevelt, cerca a la estación del tren.

Empanadas colombianas.

Empanadas colombianas.

Ospina vive en Nueva York desde hace 26 años. “Tuve la fortuna de llegar con trabajo, en mantenimiento y limpieza, donde hacia varios turnos para ahorrar. Pero las cosas cambiaron mucho y luego ya no se gana lo de antes”, dijo Ospina al recordar que cambió de trabajo y estuvo conduciendo un taxi durante 10 años.

Ospina vende 54 tipos de empanadas en su local, que como la mayoría de las panaderías, incluyeron en el menú las tradicionales sopas y otras comidas rápidas, “porque hay que completar para el alquiler”. Ospina tuvo en la 76 y Roosevelt dos negocios durante 10 años: Laureles Restaurante y Mama Empanadas.

Abrió el local hace cinco meses. “Esperaba más por la zona donde estamos, pero poco a poco va mejorando. El negocio se llena más y ya vendemos un promedio de 400 empanadas en un solo día”, dijo Ospina frente a su negocio. Al otro lado de la acera, los transeúntes hacían cola para comprar ‘envueltos’ de maíz, carne, postres y una gran variedad de comida.

“La venta ambulante frente a nuestros negocios nos afecta, y aunque la comida no tiene la limpieza y cuidados higiénicos indispensables, a la gente le gusta. Pueden vender más barato, pues no pagan alquiler”, dijo resignado este hombre que lleva más de 10 años vendiendo empanadas en Queens.

82-02 #6, Jackson Heights. Tel: 347- 617-1116