Escena de la película Little Fockers. Foto oficial

La actriz Jessica Alba recibió el año 2011 en una playa de México, disfrutando el saber que la película Little Fockers, en la cual actúa, lleva dos semanas como la número uno en los Estados Unidos. Alba hace el papel de una representante de una empresa farmacéutica bastante agresiva y desinhibida. Habla duro y se quita la ropa para seducir al protagonista, el actor Ben Stiller.

No sale completamente desnuda, pero si en ropa interior de color negro y dispuesta a todo, aunque nada pasa. Es decir, no logra hacer el amor después de tomar una pastilla para incrementar su apetito sexual. La misma pastilla que Stiller promociona en la trama.

La película Little Fockers es la tercera de la serie y ha conseguido recaudar más de 50 millones en taquillas desde que comenzó a presentarse en la semana de Navidad del año pasado.

El elenco de Little Fockers.

En la película también trabajan Robert de Niro, Dustin Hoffman, Barbra Streisand y Owen Wilson.

Esta última producción no ha obtenido tan buenas reseñas como las dos anteriores. Es chistosa, pero no tanto. Además, tiene muchos clichés que la hacen predecible y aburrida. Las dos primeras partes son más originales y espontáneas.

“Yo soy muy tímida y recatada, muy diferente al papel que hago en la película y por eso me gustó porque me sentí liberada”, dijo Alba.

Jessica Alba la sensual.