“La Reforma de Atención Médica dejó por fuera a los indocumentados y esto es un grave problema”, dijo la doctora Mary T. Bassett, comisionada del Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York. Nisha Agarwal, Comisionada de la Oficina de Inmigración de la ciudad de Nueva York, dijo que se ha reducido el número de personas sin seguro médico en 34%, pero aún hay mucho por hacer: “Los indocumentados no deben de sentir temor de visitar un hospital o solicitar ayuda del gobierno local”.

NYC Heath reportBassett y Agarwal hablaron durante una reunión comunitaria en la escuela pública 222 de la calle 86 y la 37 avenida, en Jackson Heights, Queens. Asistieron alrededor de 300 personas y fue parte del programa que creó el alcalde Bill de Blasio en junio del 2014 para revisar la calidad del acceso de los inmigrantes a la atención médica. Esta revisión fue precedida por Lilliam Barrios-Paoli, vice-alcaldesa de Servicios Humanos y de Salud de la ciudad de Nueva York e incluyó varios departamentos como la Corporación de Salud y Hospitales (HHC) y centros de salud comunitarios como Plaza del Sol, parte del Urban Health Plan, que se halla localizado en la calle 108 de Corona.

Los hallazgos de esta revisión se dieron a conocer en un informe llamado ‘Mejorando el acceso de los inmigrantes a la atención médica en la ciudad de Nueva York’. Es sorprendente observar dos mapas en los cuales se muestra el gran número de inmigrantes en Queens que no tienen seguro médico y la escasez de centros de salud y de servicio en esa misma área, especialmente en Woodside, Jackson Heights, Elmhurst, Corona y Flushing, en donde se concentra la comunidad latina de Queens (ver mapas).

NYC Health inmigrantes NYC Health services

En la ciudad de Nueva York se estima que hay medio millón de indocumentados y “el 64 por ciento de los inmigrantes no tienen alguna forma de seguro médico y tenemos que corregir esta anomalía”, dijo Agarwal. En la zona de Queens antes mencionada, entre el 15 y 35 por ciento de los inmigrantes no tienen seguro médico. Es decir, es la Zona Cero de la ciudad de Nueva York en cuanto a atención médica.

Hasta el 28 de febrero de este año, 1.2 millones de personas se habían inscrito al Programa de Salud del estado de Nueva York (NYSOH). Las personas pueden llamar en su idioma el 311 o en español al 855-355-5777 para inscribirse, además de visitar la página digital nystateofhealth.ny.gov Este programa no es para indocumentados.

“Pero nuestros hospitales están para atender a cualquier persona y aliviar de alguna forma esta inequidad en la atención médica. Es el mayor sistema de atención médica pública de este país y es atendido por inmigrantes como nosotros, que hablan y conocen nuestro idioma y cultura”, dijo Ram Raju, presidente y CEO de NYC Health Hospitals, hasta hace poco llamado HHC. “Este es un país de inmigrantes y nadie debe sentir miedo de acudir a los hospitales y dar su información personal”.

Steven Banks, comisionado de la Administración de Recursos Humanos de esta ciudad, dijo que lo mejor es prevenir las enfermedades y hacerse los chequeos médicos con frecuencia. “Programas como Medicare ayudan a las personas con bajos recursos económicos, pero hay limitaciones en los doctores a los que pueden acudir”, dijo Banks.

Los representantes del gobierno local hicieron énfasis en el Programa de Acceso Directo que será lanzado en marzo del 2016 y por medio del cual todas las personas, sin importar su estatus legal, tendrán acceso a atención médica en la ciudad de Nueva York. Sin limitaciones de edad, sexo o condición médica.

“Los hospitales no podemos otorgar un excelente servicio sin la participación de las clínicas y organizaciones comunitarias como Plaza del Sol”, dijo el doctor Raju de NYC Health Hospitals.

Al final del encuentro comunitario hubo preguntas del público. Los inmigrantes cuestionaron que muchas mujeres son esterilizadas de manera “forzada” en las clínicas de este vecindario, que los inmigrantes no confían en el Hospital Elmhurst porque no hay continuidad en el tratamiento, el tiempo de espera en la sala de emergencia es muy largo y los traductores voluntarios no saben lo que están haciendo “con un tema tan sensitivo como la salud”.

El público durante la reunión de barrio en la escuela pública 222 de Queens en donde se habló de los inmigrantes y el acceso a la salud.

El público durante la reunión de barrio en la escuela pública 222 de Queens en donde se habló de los inmigrantes y el acceso a la salud.

Las críticas de una doctora del área fueron más reveladoras: “Algunos doctores del área están abusando de los inmigrantes, obligándolos a tomar medicinas que no necesitan, haciéndoles exámenes innecesarios y cobrando por tratamientos ficticios”.

Javier Castaño