En un continuo esfuerzo por acabar con la carencia de vivienda, el Secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD) Julián Castro anunció $191 millones en subsidios para apoyar 678 programas locales de vivienda y servicios en Nueva York. Los subsidios ‘Continuum of Care’ de HUD aseguran que estos proyectos locales provean vivienda y servicios de apoyo críticamente necesarios a personas y familias desamparadas. Las 80 ciudades con concesionarios incluyen Nueva York, Búfalo, Rochester, Syracuse, Binghamton, Utica, Albany, y  Yonkers. HUD marca este año su 50 aniversario y el Secretario Castro se centra en el objetivo de la administración Obama de poner fin a la falta de vivienda.

Los programas locales que reciben los subsidios anunciados hoy ofrecen una variedad de servicios a los desamparados que incluyen búsqueda en las calles, evaluación del cliente y asistencia de vivienda. A nivel nacional, HUD otorgó $1.8 mil millones. Vea una lista completa de todos los proyectos estatales y locales que recibieron fondos.

Hud

“Es una vergüenza nacional que alguien llame la calle su casa”, dijo Castro. “Trabajando con nuestros socios locales, estamos redoblando esfuerzos para apoyar soluciones de vivienda permanente para nuestros veteranos y para aquellos que experimentan la falta de vivienda crónica a largo plazo. También estamos enfocados en proporcionar asistencia específica a familias y jóvenes que se escapan de nuestro alcance. Como nación, podemos y debemos ponerle fin a la falta de vivienda.”

“El Estado de Nueva York ha visto una reducción del 66% en el desamparo de los veteranos desde 2011,” dijo Holly Leicht, directora regional de HUD en Nueva York y Nueva Jersey. “Los fondos comprometidos por HUD hoy apoyarán este impulso para ayudar a nuestros socios locales en materia de vivienda y servicios cumplir con la meta del presidente Obama de acabar con la carencia de vivienda de las familias para el 2020.”

Los fondos de HUD harán posible que los proveedores locales continúen ofreciendo vivienda transitoria y permanente a desamparados así como servicios, incluyendo entrenamiento de empleo, cuidado de salud, consejería de salud mental, tratamiento para abuso de sustancias controladas y cuidado infantil.  HUD continúa retando a las comunidades locales para que reexaminen sus respuestas a la carencia de vivienda y le otorguen mayor peso a estrategias probadas, desde promover

“Housing First” o “Vivienda Primero” a proveer ‘rapid re-housing’ o ‘reubicación rápida’ a familias con niños y vivienda permanente con apoyo para aquellos que experimentan carencia crónica de vivienda.

Los subsidios ‘Continuum of Care’ son otorgados competitivamente a proyectos locales para satisfacer las necesidades de individuos y familias que experimentan  carencia de vivienda en sus comunidades. Los subsidios otorgan fondos a una gran variedad de programas desde buscar a los desamparados en las calles y evaluaciones hasta vivienda transitoria y permanente para los desamparados y sus familias. Los fondos de HUD son un parte crítica del plan estratégico de la Administración Obama para prevenir y acabar con la carencia de hogar.

Este año se conmemora el 50 aniversario de HUD y el secretario Castro está enfocado en promover políticas que crean oportunidades para todos los estadounidenses. Acabar con la carencia de vivienda es la visión de HUD y la Administración Obama. En el 2010, el presidente Obama y 19 agencias y oficinas federales que forman el Concilio Interinstitucional contra el Desamparo (USICH) lanzaron la primera estrategia amplia de la nación para prevenir y evitar la carencia de vivienda.   Abriendo Puertas: El Plan Estratégico Federal para Prevenir y Terminar con el Desamparo coloca al país en un sendero de acabar con la carencia de vivienda de veteranos y el desamparo crónico, así como acabar con el desamparo de niños, familias y jóvenes.

HUD anunció recientemente su estimado del 2014 del número de personas carentes de vivienda en Estados Unidos. Hubo 578,424 personas desamparadas durante la misma noche en el 2014. Desde el 2010, comunidades locales alrededor del país reportaron un promedio de un 10 por ciento de reducción en el número total de personas desamparadas y una notable reducción del 25 por ciento en el número de personas viviendo en las calles. En adición a esto, estos conteos realizados por agencias de planificación estatales y locales revelaron una reducción de un 33 por ciento en el desamparo de veteranos, incluyendo una reducción del 43 por ciento de veteranos en las calles.

Las agencias de planificación de desamparados a través de Nueva York llamadas ‘Continuums of Care’ están organizando voluntarios durante este periodo del ano para que ayuden a contar a las personas que se encuentran en refugios de emergencia, programas de vivienda de transición, y viviendo en las calles. Los ‘Continuums of Care’ reportarán estos conteos ‘point-in-time’ que se realizan todos a la misma vez durante una sola noche y emitirán un informe más adelante este año para formar las bases del estimado nacional de HUD para el 2015.