Un hombre de 38 años murió después de estacionar su auto, otro hombre de 73 años que estaba dentro del auto, sufrió de golpes en la cabeza y una mujer transeúnte de 45 años sufrió lesiones cuando una grúa se desplomó en la calle Worth, cerca de la calle Church, en el bajo Manhattan.

Los heridos fueron conducidos a los hospitales Bellevue y Presbyterian y se espera que sobrevivan. El accidente ocurrió a las 8:26 de la mañana, cuando estaba nevando. Algunos obreros trataron de asegurar la grúa porque los vientos de 20 millas por hora la estaban moviendo.

La grúa posee una longitud de 565 pies de altura. El alcalde Bill de Blasio, quien acudió de inmediato al lugar de la tragedia, dijo que “el accidente ocurrió cuando estaban bajando la grúa para asegurarla”.

El Departamento de Edificios de la ciudad de Nueva York (DOB) dijo que la grúa había sido instalada frente al edificio ubicado en el 60 Hudson Street el pasado 30 de enero.

La grúa patas arriba.

La grúa patas arriba.

“Los obreros decidieron no trabajar debido a los fuertes vientos y estaban diciéndole a la gente que se retirara mientras bajaban la grúa”, dijo el alcalde de Blasio. La grúa, que quedó patas arriba, cayó sobre una fila de carros estacionados en la calle.