Un carro de la policía fue incendiado en Nueva York la noche del sábado 30 de mayo.

QueensLatino

Este sábado fueron arrestadas 350 personas en la ciudad de Nueva York y 33 policías resultaron heridos. Hubo saqueos en Manhattan y Brooklyn. Más de 50 carros de la policía fueron vandalizados o quemados. Las protestas en Queens fueron pacíficas.

“Si siente disgusto contra la policía, hágalo pacíficamente. No tiene que destruir la ciudad”, dijo el alcalde Bill de Blasio. “El problema es que yo también estoy disgustado porque esta situación pasa una y otra vez”, añadió el gobernador Andrew Cuomo. La fiscal Letitia James dijo en un comunicado que conducirá una investigación para hallar responsables del desorden.

Los disturbios comenzaron en la ciudad de Minneapolis después que un hombre negro, George Floyd, fue asfixiado  por un policía blanco, Derek Chauvin. El policía fue acusado de asesinato en tercer grado, pero los manifestantes exigen que terminen los asesinatos de negros en los Estados Unidos y que también sean acusados los otros tres policías que mantuvieron a Floyd en el piso por más de ocho minutos… con la rodilla de Chauvin en su cuello.

El ejército de la Guardia Nacional fue desplazado a varias ciudades de esta nación en donde 25 se hallan en toque de queda que comienza a las 8 de la noche. En Minneapolis desplazaron a 4,100 miembros de la Guardia Nacional.

En la ciudad de Nueva York ha habido disturbios desde hace cuatro días y el sábado 30 de mayo ha sido el peor. Abundan los saqueos, los incendios y la violencia en ciudades como Los Angeles, Miami, Chicago, Washington D.C. y Nueva York.

El presidente Donald Trump ha condenado la violencia e hizo un llamado a la tranquilidad y la calma, pero al mismo tiempo dijo que “si las personas se acercan demasiado a la Casa Blanca, serán atacadas por los perros más sanguinarios”. El comentario fue como echar gasolina a la candela y aumentaron los disturbios.

En Nueva York la congresista Alexandria Ocasio-Cortez dijo que los carros de la policía no tenía por qué embestir a la multitud como ocurrió el sábado en la tarde.

Las protestas en Queens se realizaron en Woodside y Jackson Heights. La demostración que comenzó en Diversity Plaza de la Broadway Avenue y la calle 73, fue organizada por People’s Power Assemblies.

Así comenzó la protesta en Diversity Plaza de Jackson Heights, Queens. Foto QueensLatino

Carros de policias atropellando a los manifestantes en la ciudad de Nueva York.

Manifestantes frente al cuartel 115 en Northern Blvd., Queens. Foto QueensLatino

Los manifestante caminado por las calles de Jackson Heights. Foto QueensLatino

Los manifestantes marchaban al canto de “nuestras calles”. Se desplazaron por Northern Boulevard y las personas aplaudían desde sus ventanas y puertas. Se escuchaban cacerolazos al estilo latinoamericano. Los conductores del bus Q32 hacían sonar sus pitos en señal de apoyo a los manifestantes.

Los marchates tenían como destino llegar al cuartel 115 de policía de la calle 94 y Northern Boulevard. Al llegar a su destino se pusieron de rodillas frente a las autoridades que cuidaban la entrada del edificio. La gente cantaba “Black Lives Matter”.

La senadora Jessica Ramos marchó junto a los protestantes y mirando a los policías a la cara les decia: “No toquen a mi gente”.

También estuvo el senador Michael Gianaris y dijo que marchaba “por la injustica que hay en esta nación y ante la cual no podemos ser pasivos”.

La mayoría de los marchantes llevaban tapa boca y había quienes repartían botellas de agua y desinfectante de mano. También se escuchaban estos cantos: “I can’t breathe “, “Fuck the Police” y “NYPD is racist”.

Los policías que seguían el mismo recorrido por si había enfrentamientos tomaban fotos con sus teléfonos e incluso se sacaban selfies. Los manifestantes terminaron la protesta antes de la 8 de la noche.