La risa de un bebé vale millones de dólares.

¿Cuánto vale la risa de un niño? Millones de dólares. Por eso el New York Hospital Queens introdujo el ‘gas de la risa’ en su unidad de emergencia pediátrica. No más llanto si hay dolor. El gas de la risa cura las molestias de los bebés.

Este óxido nitroso, también conocido como el ‘gas de la risa’, es un analgésico para controlar el dolor que comenzó a usarse hace 215 años. Sin embargo, es demasiado débil para usarlo en cirugías mayores. Lo usan los dentistas en algunas ocasiones y ahora se usa para calmar el dolor de las criaturas en los hospitales.

“La idea de usar este óxido nitroso proviene de la Universidad de Washington en St. Louis, quienes son los pioneros en este tratamiento”, dijo el doctor Gregg Rusczyk, director del Departamento de la Sala Pediátrica del NYHQ. “Allá fue en donde aprendí ésta práctica médica”.

La doctora Diane Sixsmith, presidenta de Medicina de Emergencia, está de acuerdo con Rusczyk: “Cuando mi hija era una bebé el dentista que la atendió usó este gas. Me pregunté que si ella estaba dispuesta a dejarse extraer un diente, entonces este gas era algo que debería de contemplar como doctor”.

El doctor Todd Mastrovich atendiendo a un menor en el New York Hospital Queens con la máscara de óxido nitroso o gas de la risa.

Los bebés reciben este gas por intermedio de una máscara con olor a frutas y de esta manera calman su dolor mientras son atendidos en la sala de emergencia. El gas comienza a tener efecto dos o tres minutos después de ser suministrado y así de fácil desaparece su efecto sin ocasionar otras molestias.

Alrededor de 35,000 niños son atendidos cada año en el NYHQ, con sede en Flushing, y su centro de trauma para atender emergencias es de nivel 1. Este hospital es miembro del New York-Presbyterian Healthcare System y afiliado al Weil Mediacal College of Cornell University.