Julian Assange.

El fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, se entregó a la policía británica.

El arrresto se produjo en respuesta a una orden de detención de Interpol por un mandato de las autoridades de Suecia, “por sospecha de violación”, informó la policía británica, Scotland Yard, en un comunicado.

Assange se entregó a la policía en las primeras horas de la mañana en Londres, tras los anuncios realizados por su abogado, que había dicho que estaban haciendo los arreglos con la policía británica para responder a sobre un caso de presuntos abusos sexuales de los que se le acusa al ex hacker australiano.

La policía informó que Assange está acusado por las autoridades suecas de un cargo de coerción ilegal, dos cargos de acoso sexual y un cargo de violación, todos ellos presuntamente cometidos el 20 de agosto pasado.

«Agentes de la unidad de extradiciones de la policía metropolitana han arrestado esta mañana a Julian Assange en nombre de las autoridades suecas por sospecha de violación», declaró la policía en su comunicado.

De acuerdo con la información brindada por las autoridades británicas, se prevé que Assange se presente en la Corte del Magistrado de Westminster en la misma jornada de este martes 7 de diciembre de 2010. La detención del fundador de Wikileaks, es el más reciente de los contratiempos que ha enfrentado el sitio de internet especializado en revelar documentos confidenciales.

Assange había permanecido oculto en un lugar secreto en Gran Bretaña desde que WikiLeaks comenzó a publicar cientos de cables diplomáticos de Estados Unidos la semana pasada.

En los últimos días, varios proveedores de alojamiento en internet cancelaron el servicio de Wikileaks retirando el sitio de la red, a la vez que la organización también enfrenta dificultades financieras, legales y de seguridad.

Eric Holder del Departamento de Justicia, quienes también estudian la posibilidad de demandar al fundador de Wilikeaks.

El lunes 6 de diciembre fue el primer día que Wikileaks no publicó nuevos cables confidenciales. La organización está sujeta a una investigación penal en Estados Unidos, donde las autoridades sostienen que la revelación de sus documentos pone en riesgo la seguridad nacional y sus esfuerzos diplomáticos en el mundo.

Voa