Por Roger Rivero

“A lo bueno uno se acostumbra rápido”, siempre dice mi esposa que no acepta ninguna conversación sobre “camping” que no lleve incluido el nombre “Marriot”. Cambiar un Audi Q7 de casi $70, 000 dólares por este pequeño Ford Escape, requirió de algún tiempo para el “reajuste”. Es natural. Al principio los asientos me recordaron los del Aeropuerto Internacional de Miami, la visibilidad disminuida y la escases de botones y controles bien drástica, como bajarse de la cabina de un Boeing 787 Dreamliner y poner en marcha un pequeño avión ligero deportivo.

Sin embargo, el Ford Escape comenzó a llamar la atención sobre sí mismo desde el momento de la arrancada… este SUV compacto ¡es veloz! Tiene una marcha que comenzó a gustarme desde el principio, y la estocada llegó temprano cuando comencé a “jugar” con el sistema de Información y entretenimiento. Ford no ha sido el único fabricante vilipendiado por tener un sistema, lento, poco intuitivo y escasamente practico. Soy de los columnistas que, en algún momento, ha dejado de comentar sobre esta parte cada vez más vital de los automóviles. Tal pareciera que sus diseñadores hacen su trabajo frente a enormes pantallas en cuartos de trabajo amplios y con iluminación perfecta. Nada más alejado de las pequeñas pantallas en nuestros autos, rodeadas de distracciones y reflejos de sol.

Ford en su versión 3 del sistema “Sync” ha colocado “un gol limpio” a lo Messi. El Escape es el primer vehículo de Ford que estrena Sync 3, y esta es su gran sorpresa. Es un sistema que responde con rapidez, es intuitivo y tiene le interfaz más hermosa y practica de ningún otro sistema que hallamos probado. Fue mostrado por primera vez en Las Vegas durante la edición de este año del CES, la feria internacional de electrónicos. El Sync 3 controla cosas como la reproducción de medios, configuración de varios aspectos del vehículo y la navegación. Por ahora solo el Escape lo trae como opción, y a partir de 2017 lo incorporarán todos los modelos de Ford, haciéndolo compatible con “Android Auto” y “Apple carplay”. Con estas aplicaciones, el teléfono inteligente toma básicamente control sobre pantalla central del vehículo, lo que permite “streaming” de música, mensajería basada en la voz e incluso, la navegación generada por Apple o Google Maps.

Otra característica sobresaliente del sistema Sync 3 es una ventana de búsqueda, similar a Google, que puede buscar puntos de interés o introducir las direcciones de la misma forma que en un buscador de Internet haría.

Como antes apunté, el Escape 2016 se mueve veloz. Con tracción delantera estándar y AWD como opción, tres opciones de motor están disponibles. 2.5 litros, 4 cilindros y 168 caballos, 1.5 EcoBoost turboalimentado de 179 caballos y un 2.0 litros EcoBoost también turboalimentado con 245 caballos.

El consumo de combustible está entre 22/32 millas por galón, lo que es común en SUV’s de la competencia. El Escape 2016 se maneja dinámico, compuesto es las curvas y es cómodo en sentido general. Viene en 3 configuraciones, el S con precio base de $23, 600, el SE que comienza en los $25,100 y el Titanium, que trae $29,100 como precio inicial.

Mas sobre autos en: Youtube.com/automotrizMagazine