La nueva ley fortalecería el poder de los fiscales locales y estatales, profesionalizaría la legislatura y reformaría el sistema de financiación de campañas políticas. El fiscal argumenta que el desfile de arrestados no terminará hasta que los líderes en Albany tomen medidas contundentes hacia reformas integrales del sistema de justicia y criminalización.

Al final de este texto también hay una columna del fiscal Schneiderman sobre el abuso de los trabajadores por intermedio de tarjetas de pago.

El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció que enviará un proyecto de ley integral de ética a la Legislatura con el fin de reformar el gobierno del estado de Nueva York antes de que finalice la sesión  legislativa sesión de este año durante la que los dos líderes de más alto rango de la legislatura fueron arrestados por cargos federales de corrupción. El proyecto de ley del Fiscal General Schneiderman incluye las reformas sistémicas más fuertes respaldadas por los principales grupos que velan por un buen gobierno; medidas para dar más poder a los fiscales, según lo propuesto por los Fiscales de Distrito del Estado; y nuevas ideas sobre cómo despolitizar y profesionalizar la legislatura.

Con más de una docena de otros cambios a la ley estatal, la legislación  daría a la oficina del Fiscal General de la jurisdicción permanente para investigar y enjuiciar la corrupción: una autoridad pública que los fiscales generales consecutivamente han pedido les sea otorgada por el gobernador. El proyecto de ley también prohibiría a los legisladores obtener ingresos fuera de fuera; prohibir las dietas de los legisladores para los días que pasan en Albany, al tiempo que aumenta los sueldos de los legisladores; y extender los plazos de los legisladores de dos años a cuatro. En el ámbito de la financiación de las campañas, el proyecto del Fiscal General bajaría los límites de contribución, cerraría la brecha  de las corporaciones de responsabilidad limitada (LLC), restringiría las contribuciones de los cabilderos, y crearía un sistema de financiación pública de campañas con una partida de 6 por cada dólar recaudado por los candidatos.

«La corrupción que estamos viendo en el gobierno del Estado de Nueva York le quita el poder de las manos de los neoyorquinos regulares y contamina el trabajo honrado que están realizando la mayor parte de los funcionarios públicos. Los neoyorquinos han soportado demasiadas de las  llamadas reforma éticas que se quedan en la las orillas. Lo que necesitamos ahora es una reforma drástica que llegue a la raíz de la corrupción, quipe a los agentes de la ley con las herramientas que necesarias para luchar contra ella, y profesionalice nuestra legislatura estatal», dijo el Fiscal General Schneiderman. «Es hora de terminar con el desfile apresamientos y restaurar la fe de la gente en su gobierno».

«Los neoyorquinos ya no pueden permitirse un gobierno estatal que está siendo comprado por multimillonarios y el dinero usan para las campañas», dijo Karen Scharff, directora ejecutiva de Acción Ciudadana de Nueva York. «Aplaudimos las trascendentales propuestas del Fiscal General Schneiderman para reformar la financiación de las campañas, incluyendo fondos de contrapartida públicos. Al proporcionar una alternativa a la práctica de pagar para jugar a la política, el plan del Fiscal General restaurará el control del gobierno del estado para los votantes, no los donantes. Schneiderman está proporcionando el tipo de liderazgo que el  Estado de Nueva York necesita».

«Los neoyorquinos están cansados de las iniciativas a medias  – el público ha perdido la paciencia con la incapacidad de Albany para hacer frente a la crisis permanente de Nueva York por la corrupción», dijo Susan Lerner, directora ejecutiva de Common Cause / Nueva York. «Estamos agradecidos de que el Fiscal General Schneiderman ha dado un paso adelante para introducir este paquete integral de ética necesario y las reformas de financiamiento de campaña, dando contenido a las propuestas importantes que señaló en marzo. Common Cause / Nueva York espera trabajar por la aprobación de estas medidas de sentido común y para lograr la supervisión ética significativa y eficaz”.

«Hoy en día, con la introducción de la Ley Terminemos la Corrupción en Nueva York Ahora, el Fiscal General Eric Schneiderman introduce una pieza legislativa audaz para hacer frente a la mala conducta ética y el abuso de poder por parte de funcionarios públicos en nuestro estado. Los neoyorquinos merecen la promulgación de la reforma ética adicional, y este paquete legislativo global contiene exactamente lo que Nueva York necesita para erradicar efectivamente la cultura corrosiva de la corrupción en Albany «, dijo Dick Dadey, Director Ejecutivo de la Unión de Ciudadanos. «El problema a gran escala de la corrupción en este estado ya no se puede abordar de manera adecuada a través de un enfoque fragmentado por lo que la Unión de Ciudadanos acoge con satisfacción este amplio paquete de leyes contra la corrupción».

Ian Vandewalker, Asesor en el Programa de Democracia del Centro Brennan, dijo: «Al igual que muchos neoyorquinos, el Fiscal General Schneiderman reconoce que la reforma gradual no es suficiente. La ola de escándalos en los últimos meses es una prueba más de que necesitamos una reforma integral de nuestro sistema de financiamiento de campañas en torno a un sistema de financiación pública en todo el estado, para empoderar a los votantes promedio y reducir los incentivos para la corrupción. Sólo una profunda reforma fundamental puede cambiar la cultura de la corrupción en Albany «.

A Sally Robinson, presidente de la Liga de Mujeres Votantes del Estado de Nueva York, dijo: «La Liga de Mujeres Votantes de Estado de Nueva York aplaude al Fiscal General por sus propuestas sólidas para la reforma del financiamiento de campañas. Avanza medidas de reforma críticas que deberían haber sido aprobadas hace décadas. La omnipresente influencia del dinero en la política es evidencia suficiente de que el momento para la acción llegó hace mucho tiempo”.

«Aplaudimos proyecto del Fiscal General Schneiderman para una revisión masiva del sistema de financiación de las campañas del estado, y para poner fin al soborno legal e ilegal que le han dado a Nueva York una reputación a nivel nacional como un gobierno corrupto», dijo Dominic Mauro, un abogado con el grupo de vigilancia Reinventar Albany.

«Aplaudimos el liderazgo del Fiscal General sobre esta importante cuestión. Los neoyorquinos merecen un gobierno que trabaje y responda a sus necesidades», dijo Heather McGhee, Presidente de Demos. «La única manera de Albany recuperará la confianza de los neoyorquinos es a través de una reforma significativa, si los funcionarios son serios acerca de pasar la página van a aprobar  la propuesta del Fiscal General, incluyendo el financiamiento público de las elecciones».

El Fiscal General Schneiderman ha procesado más de sesenta casos en contra de funcionarios estatales y locales y sus compinches, incluyendo la condena de una senadora del estatal y acusaciones contra los miembros de la Asamblea del Estado y el Consejo de la ciudad de Nueva York. Muchos de estos casos han sido el resultado de una asociación que el Fiscal General Schneiderman formó con el Contralor del Estado Tom DiNapoli Contralor  en 2011. La «Operación Integridad», una fuerza de tarea primera de su tipo, utiliza el poder de la Contraloría del Estado para remitir los casos de uso indebido de fondos públicos a la oficina del Fiscal General para su enjuiciamiento. Pero a pesar de los esfuerzos del Buró de Integridad Pública del Fiscal General  y los de Fiscales Federales en todo el Estado, el ciclo de la corrupción persiste, en parte debido al impacto insignificante de reformas marginales promulgadas con anterioridad a raíz de los escándalos de corrupción pública.

El fiscal Schneiderman, al centro, anunciando el proyecto de ley anti corrupción en la legislatura estatal de Albany, capital del estado de Nueva York.

El fiscal Schneiderman, al centro, anunciando el proyecto de ley anti corrupción en la legislatura estatal de Albany, capital del estado de Nueva York.

La nueva abarcadora legislación promulgaría cambios importantes en tres grandes áreas: Reformas a financiamiento de las campañas, las reformas a la Legislatura y Reformas a la Ley Criminal. Se incluyen las siguientes disposiciones:

Reformas a la Legislatura

Prohibiciones de ingresos de fuera de los legisladores estatales

  •  Prohibir a los legisladores obtener ingresos procedentes del empleo exterior, salvo excepciones como el pago por el servicio militar; libros o comisiones por actividades artísticas; y las pensiones de empleo anteriores.

Prohibiciones las dietas

  • La nueva ley permitiría la compensación sólo para gastos de trasportación documentados, y la prohibición de pagos por viáticos,  que proporcionan una cantidad diaria para los legisladores mientras están en el Capitolio.

Aumentar sueldos de los  legisladores

  • Exigir que la Comisión recientemente constituida sobre Compensación Legislativa, Judicial y Ejecutiva recomiende un salario legislativo de no menos de $ 112,500, y no más de $ 174,000 al año.

Modificar la Constitución para crear un mandato legislativo de cuatro años

  • Iniciar un proceso de enmendar la constitución del estado para aumentar la duración de los mandatos legislativos de dos a cuatro años, para ayudar a cambiar el enfoque de los legisladores de la política hacia el gobierno.

Reformas de la Ley Criminal

Establecer la jurisdicción criminal para la Fiscal General para perseguir la corrupción pública

  • Enmendar la Ley Ejecutiva 63 (3) para autorizar a la Fiscalía General para investigar y enjuiciar criminalmente la corrupción pública.
  • Dicha autoridad ya ha sido concedida a la Fiscal General por la oficina de la gobernación con respecto al Fraude de Medicaid, Seguro de Auto y Lavado de Dinero; en ausencia de tales medidas sobre la corrupción pública, este proyecto de ley ofrece una solución legislativa.

Crear  una nueva categoría de crimen para acciones de aprovechamiento personal no divulgado

  •  Crear nuevos delitos para los servidores públicos que intencionalmente abusan de su posición oficial para conferir un beneficio financiero no revelado para sí mismos, sus familiares o sus socios de negocios.

Expandir el castigo criminal  por soborno

  •  Sustituye a la exigencia de un acuerdo o entendimiento como un elemento del delito de proponer un soborno. En cambio, una persona es culpable de un soborno cuando él o ella confiere un beneficio a un funcionario público «con la intención de influir en» su conducta oficial.          

Fortalece Provisión de Confiscación de Pensión

  •  Derogar lenguaje promulgado a principios de este año que se establece una excepción para un cónyuge que se beneficia de la pensión de un legislador. Esta disposición protege actualmente una parte de la pensión perdida un servidor público para el uso de un «cónyuge inocente» y sus hijos dependientes.
  • Derogar lenguaje promulgado a principios de este año que podría suavizar las determinaciones de confiscación de pensiones a corruptos.

Reformas a Financiación  de Campañas

Crear un sistema nuevo de financiamiento  público administrado por la Junta Electoral

  •  Una contrapartida de  6 por cada dólar  recaudado en las contribuciones de entre $ 10 y $ 175 en elecciones primaria y general.
  • Un límite en el total de fondos de contrapartida que cada candidato puede recibir en las elecciones primarias y generales, que varían para cada oficina.

Reducir los límites de contribución de campaña, que están entre los más altos de la nación

  • Bajar los límites de contribución para los candidatos que participan tanto dentro como fuera del sistema del financiamiento público:
  • Asamblea: $ 2,000 primaria y $ 2.000 general ($ 4,000 en total)
    • Senado: $ 3,000 ($ 6,000 en total) primaria y $ 3.000 general,
    • Oficinas estatales: $ 5,000 primaria y $ 5.000 general ($ 10.000 en total)
  • Reducir el límite de contribución anual a los  partidos  políticos de $ 62,500 a $ 25,000.

Eliminar las lagunas jurídicas de las  LLC
• El vacío legal que permite a las Corporaciones de Responsabilidad Limitada (LLC de) contribuir cantidades prácticamente ilimitadas de dinero en efectivo a las campañas sería cerrado.
• El proyecto enmendaría la Ley Electoral para el tratamiento de contribuciones de campaña de sociedades de responsabilidad limitada igual que las contribuciones de las asociaciones. Esto atribuirá todas las contribuciones LLC de más de $ 2.500 a sus miembros en función de su porcentaje de participación.

Elimina Cuentas de “Mantenimiento” de los Partidos
• Los Comités de mantenimiento ahora operan fondos como sobornos apenas regulados por los partidos políticos y comités de campaña legislativas, y serán eliminados por este proyecto.
• El proyecto derogará el lenguaje que permite cuentas de mantenimiento separadas para recibir contribuciones sin restricciones.

Limita drásticamente contribuciones de campaña de las personas que hacen negocios con el Estado
• Las personas con relaciones de negocios con el Estado – es decir, contratos de bienes, servicios, o la construcción – se limitarían a dar contribuciones de campaña de no más de $ 400.
• Esto limitaría no sólo la entidad correspondiente, sino también el de los ejecutivos, un oficial equivalente, altos directivos o propietarios de más del 10% de la entidad.

Limita drásticamente las contribuciones y  recaudación de fondos por los grupos de presión, cabilderos,  para funcionarios públicos

  • Prohíbe a cabilderos solicitar contribuciones que benefician a un funcionario público o comité del partido.
    • Reduce el tope de las contribuciones personales de los grupos  de presión o cabildero a un funcionario público o comité del partido a no más de $ 250 por elección.
    • Además de la contribución de $ 250, prohíbe a los funcionarios públicos a sabiendas aceptar o solicitar una contribución de un grupo de presión o cabildero.

Prohíbe el uso de fondos de campaña para la ropa personal o  matrícula universitaria

  • Modifica el lenguaje del  presupuesto recientemente promulgado restringiendo el uso personal de fondos de campaña para prohibir su uso para: Ropa para la utilización del candidato o la familia del candidato; o los pagos de matrícula universitaria.

COLUMNA

El Estado puede proteger los salarios de los trabajadores de malas prácticas en tarjetas de pago

POR ERIC T. SCHNEIDERMAN

Mientras la sesión legislativa llega a su fin en Albany,  pocos temas deberían ser menos polémico como garantizar que los neoyorquinos reciban los salarios que se han ganado, sin ser engañados o sobrecargados cuando tratan de gastar su dinero.

En el estado de Nueva York, podemos hacerlo mediante la aprobación de leyes para proteger a los trabajadores que utilizan las tarjetas de pago, tarjetas de débito prepagadas que se están utilizando en lugar de cheques y depósitos directos. Si la Legislatura del Estado de deja de actuar, el Departamento de Trabajo del estado debe emitir regulaciones que protegen a los trabajadores.

Imagine que usted tiene 17 años de edad y ese es su primer trabajo, o que usted no habla Inglés, o no sabes cómo utilizar una computadora. El día de pago, su empleador le da algo que parece a una tarjeta de crédito y le dice que es su pago. Cuando usted lo utiliza, usted está sorprendido por el pago de honorarios para los retiros, compras e incluso comprobar su saldo. Como mi oficina lo reportó el año pasado, en algunas de esas tarjetas de pago, el promedio de cargos por empleado fue tan alto como $20 por mes.

Es bueno aclarar que en algunos casos  las tarjetas de pago podrían ofrecen beneficios importantes sobre los cheques de papel, incluyendo una mayor eficiencia y un menor impacto ambiental. Pueden ser más fiables durante los desastres naturales, y proporcionar una alternativa útil para los trabajadores que no tienen cuentas bancarias y que de otro modo podrían tener que pagar a las compañías de cambio de cheques. Pero hay que tomar medidas para prevenir el abuso.

Mi Ley de Tarjeta de Nómina, que cuenta con apoyo bipartidista y está patrocinada por el senador republicano Patrick Gallivan y el asambleísta demócrata Joe Morelle, aseguraría que los trabajadores estén claramente informados acerca de las tarifas de tarjetas, requerirá el consentimiento informado de usar las tarjetas, evitar tarifas excesivas y permitiría a los trabajadores cobrar sus salarios de forma gratuita.

Mientras que algunas compañías han mejorado la forma en que utilizan las tarjetas de nómina, la legislatura debe proteger a los trabajadores al pasar el proyecto de ley antes en esta sesión termina el próximo mes. Si no actúa, el Departamento de Trabajo puede requerir la divulgación completa de los términos de las tarjetas de nómina, el consentimiento informado por parte de los trabajadores antes de que se utilicen las tarjetas de nómina, las limitaciones en las tarifas para las transacciones comunes, y el acceso gratuito a los salarios a través de una red de cajeros automáticos.
Los neoyorquinos merecen protección legal para hacer que las tarjetas de nómina sean un método seguro  para cobrar sus salarios y no una forma de reducirlos. De una forma u otra, el estado de Nueva York debe resolver este asunto para los trabajadores este año.

Eric T. Schneiderman es el Fiscal General del Estado de Nueva York