El Fiscal General del Estado de Nueva York Eric T. Schneiderman anunció la condena de José Castillo por orquestar un  esquema para cobrar cheques falsificados. Castillo fue sentenciado a 6 meses de cárcel y cinco años de libertad condicional por cargos del delito grave de falsificación.

La investigación de la Fiscalía General reveló que José Castillo, de 54 años, de Brooklyn, Nueva York, se robaba los cheques en blanco que habían sido enviados a su vecino a través del correo de los Estados Unidos en el edificio de apartamentos donde vivía. Castillo entonces falsificó fechas, cantidades y firmas en los cheques, y dio instrucciones a otros para cobrar los cheques falsificados en las sucursales de TD Bank en el Bronx y en otros lugares en Nueva York. Castillo se quedaba con una porción de las ganancias ilegales y pagaba a sus asociados con el resto. Otras dos personas se han declarado culpables por su participación en este esquema. Castillo ha estado en la cárcel desde su arresto el 14 de mayo de 2015, cuando se le impuso una fianza de $200 mil dólares.

“Robar el correo, falsificar documentos, y cobrar cheques de otra persona son acciones vergonzosas”, dijo Fiscal General Schneiderman. “Tenemos tolerancia cero para este tipo de robo que victimiza a neoyorquinos desprevenidos”.

Castillo fue sentenciado hoy en la Corte Suprema del Condado del Bronx ante el Honorable Steven Barrett. El 14 de julio, Castillo previamente se declaró culpable de Falsificación en Segundo Grado, un delito mayor de clase “D”.

El Fiscal General dio las gracias al Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York por su colaboración en esta investigación.

El caso fue procesado por el Fiscal General Adjunto Isaac Gilwit del Buro de Ejecución Penal y el Delitos Financieros, con la asistencia del Fiscal Adjunto Hugh McLean. El Buró de Ejecución Penal y Delitos Financieros es liderado por el Jefe del Buró Gary Fishman y la Jefas Adjuntas de la Stephanie Swenton y Meryl Lutsky. El Buró de Ejecución Penal y Delitos Financieros forma parte de la División de Justicia Criminal, dirigida por la Fiscal General Ejecutiva Adjunta para la Justicia Penal Kelly Donovan.

La investigación de la Fiscalía  General  fue llevada a cabo por el investigador David Negrón bajo la dirección del Investigador Supervisor John Sullivan y el subjefe John McManus, y los investigadores Mark Spencer y Scott Petrucci bajo la dirección del Jefe Adjunto Antoine Karam de la Oficina de Investigaciones. El Buró de Investigaciones está liderado por el Jefe Dominick Zarrella.