Puede comer y beber lo que quiera, pero sin excesos y no olvide el ejercicio.

Si bien la Navidad no parece ser la mejor época del año para bajar esos kilos de más, es importante generar un estilo de vida saludable que ayude a mantener el peso, favoreciendo la salud. A finales de año es muy fácil subir de peso y vienen los problemas de circulación y cardiacos.

Que no le pase esto después de estas fiestas de fin de año.

Te proponemos estas sugerencias para mantener el peso:

  1. Equilibra tu alimentación. Si acudes a una comida o cena fuera de la rutina, trata de hacer las otras dos comidas principales con pocas calorías. Por ejemplo, desayunar fruta con yogurt natural o bajo en grasa, café o té sin azúcar y cenar ensalada fresca con vinagreta o limón.
  2. Toma refrigerios. Estos pueden realizarse a mitad de la mañana y a mitad de la tarde. No salte las comidas.
  3. No comer de más. Cuando hay una gran variedad de alimentos, cuide el tamaño de las porciones. Lo mejor es servirse una sola vez y en porciones pequeñas.
  4. Toma suficiente agua. Lo ideal para una persona adulta es ingerir alrededor de 2 litros (8 vasos) de agua al día, lo que ayuda a tu sistema inmunológico, a una buena digestión, hidratación y a tener una piel saludable, etc.
  5. No consumas grasa, azúcar o sal en exceso. No agregues sal adicional a tus alimentos. Elija opciones con menos grasa, como el pescado. Utilice aceites vegetales en lugar de manteca para cocinar.
  6. Beber alcohol con moderación. No te excedas en las bebidas alcohólicas, prefiere las bebidas y cocteles que van acompañadas con agua mineral o refresco de dieta.
  7. Mantenerte activo. Aunque estés de vacaciones, es posible mantenerse activo e incluir alguna actividad física en la rutina diaria, por lo menos 30 minutos al día.

Salud180.com