El cambio climático produce incendios, deshielo y gases tóxicos.

El Parlamento Europeo aprobó este viernes, a tres días de comenzar la Cumbre del Clima, COP25, una resolución que declara la emergencia climática y ambiental para el viejo continente y todo el mundo.

Con alertas de científicos y otros organismos, el documento es considerado expresión de la voluntad de reforzar la ambición y la acción climática para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Con esta resolución los eurodiputados pretenden alinear todas las propuestas legislativas y presupuestarias con el objetivo de limitar el aumento de las temperaturas a menos de 1,5 grados Celsius, respecto a los niveles preindustriales como establece el Acuerdo de París aprobado en 2015.

‘Dada la emergencia climática y ambiental, es esencial reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero en un 55 por ciento en 2030’, señaló Pascal Canfin, presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Legislativo.

Para garantizar la reducción de emisiones, el Parlamento Europeo aprobó también una resolución paralela en la que insta a la Unión Europea a presentar, lo antes posible ante Naciones Unidas, su estrategia para alcanzar antes de 2050 la neutralidad climática (reducir drásticamente las emisiones, de manera que sólo emitamos lo que la Tierra es capaz de absorber).

Aunque la Comisión Europea ya propuso ese objetivo, el Consejo Europeo no lo ha respaldado aún ante la oposición de Polonia, Hungría y la República Checa. PL