Leslie Ramos es la nueva Directora Ejecutiva del BID (Distrito de Mejoramiento de Negocios) de la Calle 82 en Jackson Heights, Queens. Llegó a reemplazar a Seth Taylor. Nació en Nueva York y se crió entre Puerto Rico y Chicago. Trabajó en el Departamento de Preservación y Desarrollo de Vivienda durante la administración del alcalde Bloomberg. Vive en Manhattan, le encantan los perros y respondió a las preguntas de QueensLatino.

-Llegas a reemplazar a Seth Taylor, quien era el Director Ejecutivo del BID de la calle 82. ¿Hablaste con él y te recomendó algo?

Conocí al señor Taylor después de haber empezado como directora del 82nd Street Partnership. Él ha sido muy cordial y contestó todas mis preguntas relacionados a asuntos administrativos del BID.

-¿Fue muy difícil obtener este trabajo y cómo lo lograste?

Con preparación y dedicación todo se puede. Esta ideología es lo que me ha ayudado toda mi vida, desde ser la primera en mi familia en graduarme de la universidad a obtener esta posición. El comité de selección buscaba una persona que tuviera conocimiento de administración, desarrollo económico, servicios a negocios pequeños, servicios gubernamentales y de comunidades latinas. Ya que mi interés siempre ha sido ayudar a fortalecer económicamente comunidades y personas de pocos recursos, he dedicado mi carrera a aprender las mejores formas de lograr esto.

Uno de los principales objetivos de Leslie Ramos es expandir el BID de la Calle 82 a la Avenida Roosevelt. Foto Javier Castaño

Uno de los principales objetivos de Leslie Ramos es expandir el BID de la Calle 82 a la Avenida Roosevelt. Foto Javier Castaño

 -Después de dos meses de tu posesión, ¿Cuál es tu impresión del trabajo que tienes que realizar?

Durante estos dos meses he tenido conversaciones con muchos comerciantes y residentes de la comunidad. Sus preocupaciones son las mismas. Todos quieren un barrio donde puedan vivir, socializar y trabajar. Desean una comunidad llena de oportunidades para ellos y sus familias. Las mayores preocupaciones que han expresado tienen que ver con aspectos que afectan la calidad de vida en el área. Mi trabajo no solo es administrar, sino saber escuchar y comprender los problemas que expresa la comunidad.

-¿Crees que tu nuevo trabajo es muy politizado o tienes total independencia en lo que vas a hacer y cómo lo haces?

Esta no es una posición política. Como directora de una asociación sin fines de lucro, yo respondo a una junta directiva, que incluye dueños de propiedad, dueños de negocios, residentes, y representantes de gobierno.

 -¿Cuáles son los tres principales objetivos como Directora Ejecutiva del BID de la calle 82?

Mi responsabilidad primordial es crear un distrito donde los negociantes puedan prosperar, que atraiga más clientela y proveer recursos para que los negocios puedan crecer. Adicionalmente mi objetivo es mantener un área comercial diversa y proveer programas gratis para personas de toda edad, clase económica y cultura.

-Vives en Brooklyn. ¿Qué tan bien conoces Queens?

Cada día exploro más a Queens, especialmente las áreas de Jackson Heights y Corona. El sabor y diversidad latina en estas comunidades me recuerdan los barrios latinos de Chicago, donde yo vivía antes de regresar a Nueva York.

-¿Cuál es tu opinión de los cambios que se están implementando en Willets Point?

Es una pena que se hayan perdido tantos trabajos y negocios pequeños. Lo sucedido en esa área es un ejemplo de por qué tenemos que luchar para que nuestras comunidades y corredores comerciales no decaigan o lleguen a una etapa en la cual sean consideradas subdesarrolladas.

-¿El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, seguirá apoyando las grandes corporaciones como lo hizo el ex alcalde Bloomberg, o asumirá una posición más progresista a favor de los negocios minoritarios como lo expresó en su campaña política a principios de este año?

Hasta el momento el alcalde de Blasio ha demostrado su apoyo por los pequeños negocios. Él ha restringido subsidios corporativos y ha creado programas como la iniciativa para el desarrollo de negocios de inmigrantes. Estos son pasos positivos y espero ver más programas para fortalecer nuestra economía con negocios pequeños e independientes.

-¿Qué tan importante es para ti la expansión del BID de la 82 a la Avenida Roosevelt?

El concepto de Distritos para Desarrollo de Negocios se creó en los años 70’s. Ya que este programa ha probado ser exitoso, el concepto se ha expandido a miles de comunidades en los Estados Unidos y muchas partes del mundo. Cada una tiene un carácter diferente, pero la misión es la misma, fortalecer la economía local. En mi opinión este es el mejor programa que existe ya que formaliza la participación del sector privado y el público en la mejoría y desarrollo de la comunidad.

-Coatzingo, un negocio familiar en la calle 82, cerró porque el dueño, quien pertenece al 82nd Street Partnership, incrementó la renta en 2,000 dólares mensuales. ¿Qué está haciendo su organización para minimizar el desplazamiento de pequeños negocios?

Las razones por las cuales Coatzingo cerró no tuvieron nada que ver con un incremento de renta. Un nuevo restaurante abrirá sus puertas pronto en este local, sus dueños son comerciantes independientes y la renta será la misma que pagaba Coatzingo.

-Si el BID de la Avenida Roosevelt se implementa, habrá desplazamientos de pequeños negocios como el de Coatzingo. ¿Defenderán a los pequeños comerciantes de alguna forma?

El BID de la 82nd se formó en el año 1990, como cualquier otro distrito comercial, tenemos negocios pequeños que son nuevos y algunos que han mantenido sus puertas abiertas desde antes que el BID se formara. Coatzingo, por ejemplo, entro al área después de la formación del BID, y mantuvo sus servicios en el área por alrededor de diez años.

-Muchos pequeños negocios en la Roosevelt tienen contratos de renta mes por mes. ¿Recibirán asistencia para obtener contratos por varios años?

Si el nuevo BID se forma, la junta directiva puede crear un subcomité que incluiría dueños de negocios y propiedades para proveer un espacio donde ambos lados puedan tener conversaciones productivas sobre el costo y los términos de arrendamientos.

-¿Cuántos negocios en la Roosevelt no reciben financiación bancaria?

Esta información se puede obtener solamente si cada negocio decide compartir esta información, la cual es privada. Si algún negocio no puede obtener un préstamo bancario, hay organizaciones que se dedican a ayudar a negociantes pequeños a obtener financiamiento para comenzar o expandir. Entre estas organizaciones se encuentra BOCNet que tiene oficinas en Corona. Los negociantes también pueden contactar a NYC Business Solution Center.

-¿Qué papel tienen las organizaciones comunitarias como Make the Road en la expansión del BID a la Roosevelt?

La junta comunitaria que ha estado dirigiendo el proceso de la creación del BID en la Roosevelt incluye representantes de Make the Road y Street Vendor Project. Así aportan otra voz a este grupo diverso de miembros de la comunidad.

-¿Cuál es tu opinión de la organización Barrio Unidos de Queens y ya hablaste con sus miembros?

Yo admiro cualquier organización y personas que expresen su opinión. Con lo que no estoy de acuerdo es con la idea que evitar el desarrollo de la comunidad y es la solución para los problemas de altas rentas que hemos visto en todas partes de la ciudad. Interrumpir el desarrollo de comunidades, especialmente de aquellas de pocos recursos, va en contra de las luchas civiles que comunidades latinas hemos forjado por muchos años en este país. Mi plan es tener conversaciones con miembros de Barrio Unidos de Queens que pertenezcan al área.

-Barrios Unidos cree que las grandes corporaciones desplazarán a los pequeños negocios si el BID se expande a la Roosevelt y todo encarecerá, incluyendo el valor de las propiedades y la renta. ¿Es eso cierto?

De acuerdo con un estudio del Furman Center de la Universidad de New York, los BIDs fuera de distritos comerciales grandes (como esos en Manhattan) tienen un impacto mínimo en las rentas y no afectan el valor de las propiedades a largo plazo. Los pequeños negocios de diferentes culturas son el ancla de este corredor comercial. Sin ellos, un distrito comercial compuesto solamente de corporaciones grandes no funcionaría ya que en áreas cercanas existen centros comerciales con ese mismo tipo de tiendas.

-¿Existe una alternativa diferente a la que está tratando de implementar el BID en la Roosevelt desde hace casi dos años. Tienes tu alguna idea novedosa?

El concepto de Distritos para Desarrollo de Negocios existe desde los años 70s y es exitoso. Al presente, no existe otro programa con el mismo propósito y éxito que un BID.

-Qué se podrá hacer para preservar el sabor y el color de los negocios latinos de la Roosevelt en caso de aprobarse el BID?

Ayudándolos a aumentar su clientela, atrayendo personas de Nueva York y de otros estados. Debemos llevar el mensaje que somos el mejor y el más diverso corredor de comida y productos latinos en Nueva York.

-¿Qué opina del crimen y el deterioro en la Roosevelt y por qué la ciudad no ha invertido en la revitalización de esta arteria comercial?

Para que cualquier inversión municipal tenga un impacto de largo plazo es necesario tener una organización basada en la comunidad que represente los intereses locales. También es importante que una organización tome el liderazgo en la planificación y mantenimiento del área. Es por esto que hemos visto la proliferación de BIDs en el mundo. Es la mejor estructura para preservar a largo plazo la infraestructura y el mantenimiento de áreas comerciales.

-¿Se necesita una fuerza de ataque (task force) de varias agencias del orden para mejorar la Roosevelt?

La coordinación entre varias agencias de gobierno para mejorar los servicios públicos es siempre deseable.

¿Cómo controlarías la proliferación de hombres ofreciendo tarjetas de chicas, chicas en la Roosevelt?

Desafortunadamente la explotación de las mujeres por medio de ese tipo de negocio es algo que continúa ocurriendo en la Avenida Roosevelt. En mi opinión el abuso de mujeres es algo que tiene que cambiar. Una solución sería pasar legislación que criminalice el negocio de “Chicas, Chicas”. Al mismo tiempo me gustarían ver más programas dedicados al rescate de las mujeres que se encuentran en este tipo de mercado. También me gustaría ver programas gratis que provean asistencia de educación y empleo.

-Qué opinas de los pequeños negocios de inmigrantes en Nueva York?

Son muy importantes, no solo para la economía local, pero para el sostén de muchas familias inmigrantes. Estos negocios también proveen los productos y servicios que nos conectan a nuestra cultura y proveen trabajos para miles de personas dentro de la comunidad.

-¿Te consideras una inmigrante como la gran mayoría de latinos en Nueva York?

La experiencia de la mayoría de latinos que llega a Nueva York (con papeles o sin papeles) es similar. Encontramos barreras debido al lenguaje, condiciones económicas, discriminación, y diferencias culturales que nos distinguen de los grupos mayoritarios de los Estados Unidos. Mi experiencia y mis luchas han sido similares a la de latinos que han llegado a este país sin hablar el idioma y de clase trabajadora.

-¿Qué comida te gusta más, la puertorriqueña, la mexicana, la peruana, la colombiana o la ecuatoriana, y por qué?

Lo hermoso de vivir en los Estados Unidos es la diversidad de comidas que tenemos. Tengo muchos platitos preferidos, entre estos se encuentran la pana (o panapen) con bacalao, aceite y aguacate de Puerto Rico y las sopas de pollo y camarones que mi mama hacía. De México tengo muchos, especialmente los chilaquiles que la mamá de mi compañera de cuarto en la universidad hacía. Del Perú me encanta el chupe de camarones y la mejor trucha que he comido en mi vida fue en Lunahuana, Perú. Casi diariamente como una arepa o deditos de queso Colombianos. Y del Ecuador me fascina el hornado.