Según datos oficiales, durante 2010 en México murió 1 persona cada 40 minutos en asesinatos ligados al crimen organizado. El total de fallecidos asciende a 12 mil 500 personas.

De este modo, el año recién concluido es el más violento de los 4 durante los cuales gobernó el país Felipe Calderón.

Desde 2006 hasta la fecha se estima que han ocurrido casi 30 mil muertes violentas.

Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, continúa siendo la localidad más peligrosa del país, seguida de Sinaloa, Baja California, Durango, Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas.

A pesar de los datos, el presidente, Felipe Calderón, afirmó que el país “avanza por la ruta correcta”.

En su saludo de año nuevo, dijo que la violencia es fruto de la mayor presión de las fuerzas de seguridad contra los cárteles de drogas.

Y afirmó que lograrán “derrotar a los criminales”.

Desde que asumió la presidencia en 2006 Calderón optó por enfrentar directamente al narcotráfico con una política de mano dura.

Para ello, sacó a la calle a las Fuerzas Armadas. Actualmente hay unos 50 mil efectivos desplegados en todo el territorio mexicano.

El Ejecutivo asegura que sólo 162 de los casi 2 mil 500 municipios mexicanos acumularon el 80% de las muertes.

Sin embargo, expertos como el investigador Edgardo Buscaglia afirman que el Estado está ausente en 972 puntos del país.

Púlsar