Este sábado 18 de julio comienza la 2da ronda de la Copa Oro 2015 con los siguientes enfrentamientos:

Estados Unidos-Cuba

Esta es la llave más predecible de los cuatro cruces. Difícilmente Cuba pueda ganarle a Estados Unidos, porque no tiene el rodamiento del equipo Yanquee. Si el resultado fuere ajustado podría deberse a una brillante actuación del arquero cubano, o los americanos fallen en la definición.

Haití-Jamaica

Encuentro parejo, porque los dos juegan parecido. A favor de Haití cuenta el gran dominio de pelota que tienen los jugadores. Los Jamaiquinos podrían hacer prevalecer el rendimiento físico para sacar ventaja si es que Haití se cansa y cae al perder la concentración como lo ha hecho en la etapa de grupos. Los errores que cometan las últimas lineas pueden ser decisivas en el resultado.

Trinidad Tobago-Panamá

Definitivamente los trinitarios han dado la sorpresa de la Copa. Juegan al fútbol vertical, basado en la potencia de sus hombres. Panamá como contrapartida juega lento. Lo que no debe hacer Trinidad es meterse atrás muy cerca de su guardameta y por el contrario jugar lo más lejos del arco. Trinidad Tobago tiene “pasta” para ser semifinalista.

Costa Rica-México

Si Costa Rica juega como lo ha demostrado en la fase de grupos, no tendrá chance ante México. Da la impresión que los ticos no quieren jugar bajo las ordenes del Sr Wanchope, pues no hay otra explicación a tan pobre rendimiento. El tri es eso, un equipo con tres aristas diferentes en cuanto a rendimiento. Trabajan muy bien recuperando la pelota, desperdician las situaciones que crean, se confunden en defensa cuando los atacan en profundo. En el partido contra Trinidad (que no es Alemania) salió a defender con cinco en el fondo y le encajaron cuatro goles.