Algunos de los participantes del foro sobre asuntos laborales. Foto javier Castaño

“Nuestra responsabilidad es instruir a los dueños de pequeños negocios de Queens y el tema de las relaciones laborales es vital”, dijo Patricia Mahecha, presidenta de la Cámara de Comercio Hispana de Queens.

Esta organización patrocinó un taller al cual asistieron varios empresarios latinos para escuchar a Haeya Yim, representante de la Oficina de los Derechos de los Trabadores Inmigrantes del Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York.

“Hay muchas prácticas ilegales en las comunidades inmigrantes de Nueva York”, dijo Yim, “en cuanto al pago del salario mínimo, las horas extras y otros aspectos que los empresario latinos desconocen y pueden terminar pagando multas o en la corte”.

Más abajo hay links leer en inglés los detalles de las leyes sobre el sueldo mínimo, las propinas, etc.

Por ejemplo, Yim explicó que el salario mínimo en el estado de Nueva York es de 7.25 por hora de trabajo y que nadie debe de ganar menos, “sin importar el trabajo que desempeñen”.

Yim explicó la forma como se promedian las propinas en restaurantes o centros nocturnos, muy diferente a la forma como se calculan en otros establecimientos como peluquerías. “La nueva ley laboral, que entró en vigor a finales del año pasado, hace más fácil probar cuando el empleador está abusando de los empleados y es mucho más fácil llevar al empleador a la corte”,, dijo Yim.

Cuando el empleador es hallado culpable de abuso laboral, entonces debe pagar el doble del costo del abuso. Por eso los empleadores están obligados a llevar un récord del total del sueldo de cada empleado, las deducciones, el total del pago después de las deducciones y las horas trabajadas. “No importa que el empleador pague en efectivo, con un sobre”.

Un menor de 14 años no puede trabajar en el estado de Nueva York bajo circunstancia alguna, y si es menor de 18 años tiene que obtener autorización.

Trabajadores sin contrato pueden ser despedidos sin razón alguna y el empleados también puede dejar de trabajar sin motivo aparente.

Nadie está obligado a trabajar los 7 días de la semana y debe descansar al menos un día.

“Si los empleados visten uniforme, el propietario está obligado a pagar por la ropa y su limpieza”, dijo Yim.