El presidente Obama y los demócratas están buscando alternativas para evitar una derrota en las elecciones del 2012. Al perecer, Hillary Clinton tomará la vicepresidencia de los Estados Unidos y Joe Biden asume la secretaría de estado. Cambio de asientos que dejaría el liderazgo de la Casa Blanca casi intacto, aunque tiene sus riesgos.

“Para ganar, Obama necesita el voto de las mujeres, los latinos y los retirados y Hillary Clinton obtuvo esos votos en las pasadas elecciones”, dijo el reportero político Bob Woodward., quien acaba de publicar un libro sobre Obama y la Casa Blanca.

Woodward, uno de los dos reporteros del llamado Watergate y ganador del premio Pulitzer, hizo este comentario que no es muy nuevo en los círculos políticos. Este “equipo” de Obama y Clinton puede revitalizar el partido demócrata y así comenzar una nueva dinámica.

Y quizás el partido demócrata necesite esta inyección de adrenalina porque quizás en las elecciones del próximo dos de noviembre pierda varios escaños políticos y terminará muy debilitado.