Después de una nutrida agenda, el papa Francisco se despidió de Nueva York y se dirigió a Filadelfia, la última parada de su gira por Estados Unidos.

Luego de un caluroso recibimiento, el Sumo Pontífice se dirigió a la catedral de San Pedro y San Pablo donde ofició una misa en la que pidió orar por las familias y por los que no están presentes.

«Pido de manera especial  por las familias, por a las parejas que se preparan para el matrimonio y por nuestros jovenes. Pido que oren fervientemente por las familias, así como por las deliberaciones del próximo sínodo de la familia», dijo el papa Francisco.

De igual manera agradeció el recibimiento en Filadelfia y solicitó a los presentes hacer extensivos sus saludos a los que no pudieron asistir, entre ellos mencionó a los religiosos y ancianos que están «unidos espiritualmente» a la ceremonia religiosa.

En la cuna de la independencia estadounidense, el papa Francisco tiene previsto visitar el Independence Hall, el edificio de ladrillos rojos del siglo XVIII donde fueron adoptados dos de los documentos más importantes del país, la Declaración de Independencia y la Constitución.

El Sumo Pontífice llega para participar en el Encuentro Mundial de las Familias y promover la libertad religiosa durante un mitín a donde asistirán en su mayoría hispanos e inmigrantes y se prevé que hable del tema migratorio.

El líder de los 1.200 millones de católicos en el mundo también tiene previsto  liderar un servicio de oración por la tarde en el Encuentro Mundial de las Familias, un congreso para promover los valores familiares.

El Papa concluirá el domingo su visita de seis días a Estados Unidos con una misa a las afueras del neoclásico Museo de Arte de Filadelfia que atraería a cerca de 1,5 millones de personas.

El Papa celebra misa para miles en Nueva York

En su homilía, el papa latinoamericano se enfocó en la vida en las grandes ciudades pobladas por muchos ciudadanos «olvidados o de segunda clase».

Artículos relacionados

Francisco: “Paz para nuestro mundo violento”

Francisco rezó por las víctimas de los ataques del 11 de septiembre, sus familiares y los socorristas que acudieron a ayudarlos.

Papa: «Cualquier daño al ambiente es un daño a la humanidad»

En la continuación sobre su campaña por hacer conciencia sobre el cambio climático, el papa define al hombre como una “porción del ambiente”.

El papa Francisco fue ovacionado como una estrella de rock en el Madison Square Garden de Nueva York, donde celebró una histórica misa para unos 20.000 fieles, con la que puso fin a su segundo día de visita a la Ciudad y a la segunda etapa de su gira por Estados Unidos.

En su homilía, el papa latinoamericano se enfocó en la vida en las grandes ciudades pobladas por muchos ciudadanos «olvidados o de segunda clase», como los llamó.

«Ellos son extranjeros, los niños que no van a la escuela, los que no tienen seguro médico, los desposeídos, los ancianos olvidados. Esas personas están en las esquinas de nuestras grandes avenidas, en nuestras calles, en la sorda anonimidad», dijo el Papa.

Antes de la misa y mientras esperaban al Pontífice hubo un concierto para los fieles en el Madison Square Garden, en el que participaron artistas como Jennifer Hudson y Gloria Estefan.

El Papa entretanto, era saludado con cantos por niños de una escuela primaria religiosa, de un vecindario mayormente hispano y de familias negras en East Harlem.

El Pontífice conversó con algunos niños, admiró sus proyectos y les dijo que la escuela puede llegar a ser un segundo hogar. También mencionó al Premio Nobel de la Paz, Martin Luther King, para instar a los estudiantes a soñar.

«Él dijo un día ‘tengo un sueño’. Él soñó que muchos niños, muchas personas tuvieran igualdad de oportunidades. Él soñó que muchos niños como ustedes tuvieran acceso a la educación. Es hermoso tener sueños y poder luchar por ellos», les dijo.

Luego de su visita a la escuela Our Lady Queen of Angels, el papa de 78 años, cruzó en su papamovil el Parque Central de Nueva York, de camino al Madison Square Garden, para celebrar misa.

Se calcula que unas 80.000 personas se congregaron a lo largo de la ruta que el Papa recorrió con su papamóvil en el parque.

Francisco viajará a Filadelfia para la tercera y última etapa de su viaje, donde  el sábado y el domingo, se reunirá con familias católicas, visitará una prisión y celebrará otra misal campal. Voa

Papa Francisco en la ONU

El Papa Francisco en el edificio de las Naciones Unidas ente la Asamblea General.

En la ONU el Papa Francisco pidió por lo pobres, los inmigrantes y el medio ambiente

En el cuarto día de su histórica visita el papa Francisco combina este viernes encuentros con los poderosos en el mundo, la gente común, los niños inmigrantes y los pobres de la ciudad de Nueva York.

El Sumo Pontífice de 78 años pronunció un discurso en la Asamblea General de la ONU, participó en un servicio ecuménico en el monumento por los atentados del 11 de septiembre de 2001, y planea visitar una escuela primaria católica en barrio hispano de East Harlem, saludar a los espectadores en el Parque Central y oficiar una misa en el Madison Square Garden ante 20.000 fieles.

Francisco voló desde Washington hacia Nueva York el jueves por la tarde, siendo recibido por el gobernador del estado, Andrew Cuomo, y el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio. Durante la noche dirigió un servicio de oración en la catedral de San Patricio en Manhattan.

En las Naciones Unidas, Francisco habló sobre la necesidad de paz, el sufrimiento de los refugiados, los conflictos y sobre todo de la desigualdad, la pobreza, el medio ambiente y la persecución religiosa ante su audiencia internacional.

El papa también se reunió con el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y con altos cargos y personal de la ONU.

Parada importante será la visita a la escuela Our Lady Queen of Angels, situada en una zona de viviendas subvencionadas en el barrio de East Harlem, de mayoría hispana.

Allí, Francisco se reunirá con escolares y ofrecerá una bendición especial a refugiados y migrantes, incluidas personas que se encuentran en el país sin permiso de residencia.

Francisco cierra su visita a Estados Unidos este fin de semana en Filadelfia, donde hablará ante el Independence Hall y celebrará una misa en el Benjamin Franklin Parkway para clausurar un gran encuentro de familias católicas. Voa