La tasa de desempleo en Estados Unidos permaneció estabilizada en 9,6% en septiembre, mientras que la economía en general perdió 95 mil empleos, según el último informe del Departamento de Trabajo.

La cifra surge después de que la Oficina de Censo del gobierno canceló los empleos temporarios y que los gobiernos estatales y locales redujeran la cantidad de empleados, incluyendo a muchos en el área de educación.

En cambio los economistas sostienen que los puestos no gubernamentales son un mejor indicador de la evolución de la economía. En tal sentido, se destaca que los empleadores privados incorporaron 64.000 nuevos trabajadores.

Este es el último informe sobre desempleo antes de las elecciones de medio término que se realizarán el 2 de noviembre para renovar parcialmente el Congreso y el Senado, así como los gobernadores y donde la economía es un tema clave.

Los expertos del gobierno dicen que hay 14 millones 800 mil estadounidenses sin empleo y más de otros 9 millones que trabajan a tiempo parcial, pero que están buscando trabajo a tiempo completo.

La alta tasa de desempleo ha convertido a la economía en el tema más importante para las elecciones.

La desaprobación que revelan las encuestas sobre la forma en la que el gobierno está manejando la situación, puede aumentar las posibilidades de que los republicanos ganen más bancas en el Congreso e incluso que lleguen a obtener la mayoría que en estos momentos dispone el Partido Demócrata del presidente Obama.