El número de muertos por cólera en Haití aumenta. Las autoridades de salud pública informaron que 253 personas han fallecido y los infectados son más de 3.000.

La preocupación de que la enfermedad pueda expandirse a los campamentos de refugiados cerca de Puerto Príncipe y que alberga a decenas de miles de supervivientes del terremoto de enero de 2010, ha aumentado considerablemente después que se detectaran cinco casos de cólera en la capital.

Sin embargo, el director de salud haitiano, Gabriel Thimote, dijo que la tasa de casos reportados está disminuyendo y aparentemente el brote de cólera podría ser contenido.

Hasta ahora la enfermedad ha estado confinada a la región de Artibonite, en el centro de Haití, donde los primeros casos fueron reportados la semana pasada.

El presidente de Haití, René Préval, mantiene una reunión de crisis ante la epidemia de cólera para adoptar medidas que frenen la propagación de la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que se trata de la primera epidemia de cólera en el país en un siglo. Se trata de la cepa ‘01’ de cólera, una de las más peligrosas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indica que se encuentra en el origen de la mayoría de los brotes de esta enfermedad en el mundo.

“Es alerta máxima, debemos mantenernos movilizados las 24 horas del día para ayudar al gobierno a hacer frente a esta situación”, dijo el presidente de la Asociación Médica Haitiana, Claude Surena.

El cólera es una enfermedad altamente contagiosa que puede causar la muerte a una persona en tan solo unas horas. Además, las malas condiciones de las redes sanitarias y la ausencia de agua corriente e higiene facilitan su propagación.