Leslie Ramos no regaña como Seth Taylor, aunque usan la misma retórica para promover la expansión del BID a la Avenida Roosevelt”, dijo Tania Mattos de Barrios Unidos de Queens (QNU). Ramos es la nueva directora ejecutiva del BID de la Calle 82 y responsable de su expansión a la Avenida Roosevelt. “Tania, usted no entra a la reunión porque no vive en el área”, dijo Ramos a Mattos, pero la activista siguió caminando hasta el fondo de la oficina y se sentó a la mesa con los representantes de QNU. Ramos también le negó el ingreso a la prensa.

“Ramos nos trató con respeto, aunque me sentí ofendida cuando dijo que la Roosevelt no es buena para hacer negocios y que por eso debe mejorar”, dijo Leticia Ochoa, cuya familia lleva más de 26 años vendiendo comida en un carrito ambulante cerca de la intersección de la Avenida Roosevelt y Junction Boulevard, en Queens. “Hay gente que viene de otras partes a comprar a la Roosevelt, los restaurantes latinos son variados y excelentes y el crimen es bajo”.

Al fondo, Leslie Ramos en el pasillo para entrar a su oficina, y a la derecha, contra la pared, Tania Matto. Fotos Javier Castaño

Al fondo, Leslie Ramos en el pasillo para entrar a su oficina, y a la derecha, contra la pared, Tania Mattos a la espera. Fotos Javier Castaño

La organización QNU llevó a cabo una demostración frente a la sede del BID de la Calle 82 y acudieron alrededor de 30 personas, en su mayoría jóvenes activistas. Dana Mendoza, quien vive en El Barrio de Manhattan y trabaja en la calle 92, cerca de la Roosevelt, dijo que se opone al BID porque desplazará a los latinos y traerá gente rica y poderosa a la zona. “Quiero representar a mi comunidad porque hay organizaciones comunitarias que nos dicen representar y no lo hacen”, dijo Mendoza, quien se negó a decir a qué organizaciones se refería.

“La organización Make the Road no nos representa y la semana pasada decidió apoyar la expansión del BID a la Roosevelt, después de haberse opuesto el año pasado”, dijo Mattos antes de subir a hablar con la directora ejecutiva del BID de la Calle 82. El Memorando de Acuerdo Comunitario en donde se crea una junta de 25 miembros para echar a rodar la expansión del BID a la Roosevelt, entre las calles 81 y 104, no menciona a Make the Road (NYMR).

“El problema de estos acuerdos es que no son transparentes y se hacen a puerta cerrada, en este caso con Make the Road”, dijo el profesor y columnista Arturo I. Sánchez, quien ha seguido de cerca este proceso. Desde hace meses se especula que NYMR está trabajando a escondidas con la concejal Julissa Ferreras para lograr la expansión del BID a la Roosevelt. Copia del acuerdo se halla al final de esta nota.

La retórica de Ramos que heredó de Taylor fue atacada durante la protesta en la calle 82 de Jackson Heights. “Echen un vistazo a los negocios de la calle 82, todos son de grandes corporaciones. Esta no es la Vía Colombia, como se llama esta calle, sino la Vía Corporativa”, dijo Jorge Cabanillas en representación de QNU. “La semana pasada entregamos 200 firmas de negociantes y residentes del área que se oponen a la expansión del BID y a nosotros no nos tienen en cuenta para esta junta directiva”.

Percy Luján de QNU alentaba a los asistentes con frases como estas: “Si el BID miente el pueblo se defiende”, “Si el BID pasa la Roosevelt se levanta”, “Comunidad si condominios no”, “La Roosevelt no se vende”, y “arriba, abajo, el BID pal’ carajo”.

Los manifestantes en contra de la expansión del BID a la avenida Roosevelt.

Los manifestantes en contra de la expansión del BID a la avenida Roosevelt.

Steven Barrison del Congreso de Pequeños Negocios, dijo que habían presentado un proyecto de ley en la ciudad de Nueva York para que “los dueños de negocios puedan pagar rentas razonables y no tengan que despedir empleados o cerrar”. A su lado había un hombre exhibiendo el periódico del Partido Socialista de los Estados Unidos. La música de tambores sonaba en el fondo.

“Esta protesta plantea preocupaciones reales porque la expansión del BID podría elevar la renta de los establecimientos de la Roosevelt y desplazar a la comunidad inmigrante latina”, dijo Len Maniace, presidente de la organización Jackson Heights Beautification Group, quien se detuvo a ver la manifestación de QNU. “Este vecindario no necesita más comercio y congestión, sino parques y estacionamientos”.

Algunos letreros decían: “Ya pagué por servicios en la Roosevelt con mis impuestos” y “tenemos que pelear contra la criminalización y el desplazamiento”.

El comerciante Rubén Peña con un letrero de No al BID, y Percy Luján a la derecha.

El comerciante Rubén Peña de gorra y con un letrero de No al BID, y Percy Luján a la derecha.

“Nosotros no nos oponemos al progreso de la Roosevelt porque puede ser un gran destino turístico con toda la riqueza cultural latina”, concluyó Rubén Peña, dueño de establecimientos comerciales en el área en donde se planea expandir el BID y quien subió a hablar con Ramos.

Javier Castaño

MOU-1

MOU-2

MOU-3