Jorge Muñoz con el presidente Obama. Foto Casa Blanca.

Jorge Muñoz, quien todas las noches reparte comida gratis en la esquina de la avenida Roosevelt y la calle 72 de Jackson Heights, Queens, fue honrado con la Medalla de Ciudadanos 2010. El presidente Barack Omaba le entregó la medalla, se agachó y le dijo al oido: «Eres un ángel». Muñoz sonrió.

Muñoz, de origen colombiano, vive y trabaja manejando un bus escolar en el condado de Queens. Prepara la comida en su casa de Queens que ha transformado en centro de operaciones. El heroísmo de Muñoz fue reconocido por el presidente Obama por «su brillante ejemplo de lo que significa ser estadounidense».

Muñoz fue una de las 13 personas que recibió esta medalla, la segunda en importancia en los Estados Unidos.

Muñoz es una de las trece personas ganadoras de la ‘Medalla de Ciudadanos 2010’, la segunda condecoración civil más alta de EE.UU. todas ellas, según Obama, «brillantes ejemplos de lo que significa ser estadounidense».

Muñoz comenzó a distribuir la comida hace 4 años, luego de ver cómo tiraban a la basua la comida que sobrara en los restaurantes. «Muñoz pudo haber cerrado su ventana y seguir conduciendo. En vez de eso, llegó a su casa después de su trabajo como conductor de un autobús escolar y comenzó a cocinar comida caliente para quien tuviera hambre», dijo Obama.

Jorge Muñoz en la cocina de su casa de Queens. Foto Javier Castaño.

Muñoz, de 40 años, dijo que sentía muy orgulloso por la condecoración. Su objetivo es llegar a tener un lugar para preparar la comida y servirles a los inmigrantes en una mesa para que no tengan que comer de pie. El año pasado se ganó el título de Héroe que le otorgó la cadena CNN de televisión.

Al principio Muñoz y su familia preparaban comida para menos de 10 personas y ahora un promedio de 200 personas, en su mayoría hombres, acuden a la esquina por un plato de sopa caliente y fríjoles y arroz y pollo y carne y café y pan y otros platos. La mayoría son de origen latino que trabajan o buscan trabajo durante el dían en construcción.  Hay algunas mujeres y algunos ancianos. La repartición de comida es alrededor de las 9 de la noche, todo los días, haga calor o caiga nieve.