Estados Unidos «revocó» la visa del embajador venezolano en Washington, Bernardo Álvarez. Se trata de la primera acción en torno a la disputa diplomática que mantiene Washington con Caracas.

Charles Luoma-Overstreet, portavoz del Departamento de Estado, dijo que se trataba de acciones “apropiadas” y de “reciprocas”.

Lea además: EE.UU. quiere embajador en Caracas

La disputa surge ante la negativa de Caracas de aceptar la designación de Larry Palmer como embajador de Estados Unidos en Venezuela.

El presidente Hugo Chávez ya había dicho que no aceptaba la designación de Palmer y hasta retó a Washington a «cortar relaciones diplomáticas» con su país, si no aceptaban su decisión «irrevocable» de vetar a Palmer.

La revocación de visa diplomática, como es el caso de Alvarez, no es tan grave la expulsión de un embajador, ya que su restitución puede llevar meses de negociaciones diplomáticas.

Chávez se opone a la nominación de Palmer, ya que este anunció públicamente, durante el proceso de ratificación en el Senado, que en Venezuela había presencia de las guerrillas colombianas y que las Fuerzas Armadas de Venezuela tenían la moral baja e influencia del gobierno de Cuba.

Voa