Sabina González, reina de Guayaquil, Ecuador. Fotos cortesía

En el corazón de la Gran Manzana, el próximo domingo 21 de julio se realizará el evento EcuaFest, una celebración que existe desde el año 2007. Esta actividad, según los organizadores, tiene como objetivo rendir homenaje a una de las fechas históricas más importantes del Ecuador: el 24 de mayo, día en el que se conmemora la Batalla de Pichincha.

En las faldas del Volcán Pichincha, a más de tres mil metros de altura, el ejército Gran Colombiano logró vencer al ejército español. “Para nosotros es un honor reconocer esta parte de nuestra historia y recrearla en la capital del mundo”, dijeron en un comunicado los esposos Aníbal Toral y Fátima Rendon, principales de Daulis International Foundation, organización encargada de la realización del EcuaFest.

Este año el desfile y el festival fueron aplazados debido a las protestas que llevaron a cabo los jóvenes universitarios durante el mes de mayo en contra de la guerra en Gaza. Las autoridades de la ciudad de Nueva York solicitaron que el evento fuera reprogramado en un plazo de 60 días.

El 21 de julio, el desfile cultural y artístico dará inicio al mediodía en Central Park West de Manhattan, recorriendo desde la calle 110 hasta la 96. “Al ser una actividad inclusiva, se ha extendido una invitación a todas las comunidades radicadas en la ciudad de Nueva York para que participen y disfruten de la música y la danza tradicional ecuatoriana”, dijo Toral.

Además, en el sector de la calle 96, los organizadores han preparado un espacio para el desarrollo de una feria que permitirá a los asistentes sumergirse en la diversidad de la cultura ecuatoriana, con la oportunidad de deleitarse con su gastronomía, artesanías y otras expresiones culturales.

Imagen de EcuaFest de Manhattan, ciudad de Nueva York, del año pasado.

Este año, la belleza ecuatoriana se hará presente en el evento con la participación de la Reina de Guayaquil, señorita Sabina González, quien viaja desde el ecuador para poder compartir con sus coterráneos y latinos durante este evento callejero.

Es una oportunidad única para que los residentes del área metropolitana de Nueva York disfruten de una celebración familiar, llena de color, música y tradición ecuatoriana.