El examen periódico es la mejor manera de prevenir el cáncer de mama.

El cáncer de mama es el crecimiento desenfrenado de células malignas en el tejido mamario. El Día Internacional del Cáncer de Mama se celebra el 19 de octubre y tiene como objetivo sensibilizar a la población general acerca de la importancia que esta enfermedad tiene en el mundo industrializado.

Existen dos tipos principales de cáncer de mama, el carcinoma ductal—la más frecuente—que comienza en los conductos que llevan leche desde la mama hasta el pezón y el carcinoma lobulillar que comienza en partes de las mamas, llamadas lobulillos, que producen la leche materna.[1]

Los principales factores de riesgo de contraer cáncer de mama incluyen una edad avanzada, la primera menstruación a temprana edad, edad avanzada en el momento del primer parto o nunca haber dado a luz, antecedentes familiares de cáncer de mama, el tomar hormonas tales como estrógeno y progesterona, el consumir licor y ser de raza blanca.[2] Entre 5 a 10% de los casos, el cáncer de mama es causado por mutaciones genéticas heredadas.

Para detectar el cáncer de mama, se utilizan pruebas que examinan las mamas, incluyendo la mamografía, una prueba de receptores de estrógeno y progesterona o resonancia magnética o imágenes por resonancia magnética.

El diagnóstico de cáncer de mama sólo puede adoptar el carácter de definitivo por medio de una biopsia mamaria. Es ideal hacer biopsias por punción, con aguja de jeringa, con aguja de Tru-cut o Silverman. Si no es posible, se pueden hacer biopsias incisionales (retirar parte de la masa) o excisionales (retirar toda la masa), esto puede alterar el estadio del tumor.

Del total de los carcinomas de mama, menos del uno por ciento ocurren en varones.

El cáncer de mama es uno de los cánceres tumorales que se conoce desde antiguas épocas. La descripción más antigua del cáncer (aunque sin utilizar el término «cáncer») proviene de Egipto, del 1600 a. C. aproximadamente.

El papiro Edwin Smith describe 8 casos de tumores o úlceras del cáncer que fueron tratados con cauterización, con una herramienta llamada «la orquilla de fuego». El escrito dice sobre la enfermedad: «No existe tratamiento» cuando el tumor es sangrante, duro e infiltrante. A lo mínimo un caso descrito es de un hombre. También se hacen descripciones en el antiguo Egipto y en el papiro Ebers.[3] Más recientemente Hipócrates describe varios casos y apunta que las pacientes con el cáncer extendido y profundo no deben ser tratadas pues viven por más tiempo.[4] [3]

Por siglos los médicos han descrito casos similares, todos teniendo una triste conclusión. No fue sino hasta que la ciencia médica logró mayor entendimiento del sistema circulatorio en el siglo XVII que se lograron felices avances. En este siglo se pudo determinar la relación entre el cáncer de mama y los nódulos linfáticos axilares. El cirujano francés Jean Louis Petit (16741750) y posteriormente el cirujano Benjamín Bell (17491806) fueron los primeros en remover los nódulos linfáticos, el tejido mamario y los músculos pectorales, abriendo el camino a la mastectomía moderna. Bell es el autor de la obra más importante en esta materia de su época: Tratado de las enfermedades del seno y de la región mamaria.[4] Su senda de comprensión y avance fue seguida por William Stewart Halsted que inventó la operación conocida como «mastectomia radical de Halsted», procedimiento que ha sido popular hasta los últimos años de los años setenta.

Campaña internacional

El cáncer de mama es una problemática global: cada dos minutos se detecta un caso en el mundo. En promedio, hay un millón de casos anuales, esto es, uno cada ocho mujeres. De ahí la importancia de la detección temprana, como herramienta de lucha contra la enfermedad. Con la intención de formar conciencia sobre la atención en la salud y difundir el mensaje de que la detección temprana salva vidas, en octubre (mes de lucha contra la enfermedad) se lanza una campaña mundial de la cual participan más de 70 países.

Organizada por Estée Lauder Companies, los distintos países que intervienen en la 17° Campaña de Ciencia sobre el Cáncer de Mama se unirán bajo un lema común: «Mundo Rosa. Mundo sin Cáncer de Mama. Use la Cinta Rosa. Marque la Diferencia».

«Hoy en día estamos haciendo más progresos que nunca para llegar a más personas cada año con el mensaje de que la detección temprana del cáncer de mama salva vidas», señaló Elizabeth Hurley, actriz, modelo y vocera de la campaña.

La intención de los organizadores es transmitir a las mujeres que es muy importante que se realicen un chequeo anual de mamas y una mamografía por año si son mayores de 40 años. «Nuestra misión es crear un mundo sin cáncer de mama y llegar a todas las mujeres con el mensaje de que si el cáncer de mama se detecta en forma temprana, es curable en un 98%», aclaran.

Como parte de la campaña, la marcas Aveda, Bobbi Brown, Bumble and Bumble, Clinique, Darphin, DKNY, Donna Karan, Estée Lauder, Jo Malone, La Mer, Lab Series Skincare for Men, Ojon®, Origins, Prescriptives, y Sean John Fragrances, junto con otras de las Compañías Estée Lauder, exhibirán información en sus mostradores y distribuirán gratuitamente folletos informativos.

La iniciativa también contempla la iluminación de color rosa de cientos de edificios, monumentos y lugares famosos alrededor del mundo, con el fin de llamar la atención sobre el tema. Algunos de los lugares iluminados más reconocidos de los últimos 10 años incluyen: la Torre de Londres en el Reino Unido, la Puerta de Brandenburgo en Alemania, el Puente Chords en Israel, el Concert Hall de Ámsterdam, el Empire State Building de Nueva York, la Torre de Pisa en Italia, el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles en los EE.UU., las Cataratas del Niágara en Canadá, el Legation Quarter en Beijing, China, la Ópera de Sydney en Australia, entre otros.

Caminata en Queens

Personas de todas las edades, los sexos y los colores marcharo en Queens para combatir el cáncer de seno. Foto Castaño.

Este fin de semana miles de personas marcharon en la ciudad de Nueva York. En Queens cientos de personas se tomaron Queens Boulevard desde la calle 120 hasta la 67 Drive. El Hospital Elmhurst envió su delegación de enfermeras y asistentes. Otras empresas como Jeb Blue, State Farm, sindicalistas y la Federacoón de Maestros también dijeron presente.

Con el Día Mundial del Cáncer se pretende que la gente tome conciencia de esta enfermedad, acudan al doctor, aprendan a chequearse y a tomar medidas de prevención.

El Hospital Elmhurst se hizo presente.